diciembre 3, 2020

Reino Unido aprueba el uso de la vacuna de Pfizer

La Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios del Reino Unido (MHRA, en sus siglas en inglés) ha aprobado el uso de la vacuna contra la Covid desarrollada por la estadounidense Pfizer y su socio alemán BioNTech. El Reino Unido, ya instalado mentalmente fuera de la Unión Europea, se adelanta así a los planes de los Veintisiete, que esperan recibir la autorización del mismo suero el 29 de diciembre.

De este modo, la nación dirigida por Boris Johnson se convierte en el primer país del mundo occidental que inicia la vacunación contra la Covid-19 –China y Rusia han emprendido procesos similares– y el primero del mundo en aprobar el suero de Pfizer. Reino Unido empezará a administrar la vacuna, de la cual ha adquirido 40 millones de dosis y cuya efectividad es del 95%, a partir de la semana próxima.

“El Gobierno ha aceptado hoy la recomendación de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de aprobar la vacuna Covid-19 de Pfizer-BioNTech para su uso”, anunció el gobierno británico.

“Esto sigue a meses de rigurosos ensayos clínicos y un exhaustivo análisis sobre los datos por parte de los expertos de la MHRA”, señaló el comunicado divulgado por el Ministerio de Sanidad. Los expertos del organismo regulador “han concluido que la vacuna cumple con los estrictos niveles de seguridad, calidad y efectividad”, continúa la nota, a lo que los reguladores añaden que la aprobación se ha hecho “sin omitir procedimientos”.

“La ayuda está en camino”, escribió el secretario de Sanidad británico, Matt Hancock en su cuenta de Twitter. Los hospitales británicos están preparados para recibir un suministro inicial de 800.000 dosis del suero y empezar la campaña de vacunación a partir de la semana que viene.

“Obviamente, estoy absolutamente emocionado con la noticia, muy orgulloso de que el Reino Unido sea el primer lugar del mundo en tener una vacuna clínicamente autorizada”, celebró el secretario de Sanidad en los medios británicos.

Las afirmaciones del secretario deben matizarse con el hecho de que China ya ha aprobado de emergencia tres vacunas experimentales y ha inoculado alrededor de 1 millón de personas desde julio. Rusia, por su parte, ha estado vacunando a los trabajadores más expuestos al coronavirus tras aprobar su antídoto Sputnik V en agosto, y otra vacuna en octubre, sin esperar a completar las pruebas de seguridad y eficacia de la última etapa. Sin embargo, el inicio de la vacunación masiva de la población rusa no se prevé hasta al menos finales de año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *