febrero 2, 2021

Humedales: riqueza de gran valor natural y económico

El 23 % de la superficie del país, es decir unos 17,193 km2, representan lagunas y lagos interiores, manglares, pastos marinos,  arrecifes de coral y las zonas estuáricas (estuarios, esteros o desembocaduras del río al mar),  ejemplos de humedales de alto valor ecológico y de gran importancia desde el punto de vista ambiental y socioeconómico por sus múltiples funciones, valores y atributos.

Según el estudio Manglares de Panamá: importancia, mejores prácticas y regulaciones vigentes (ANAM-ARAP, 2013), las valoraciones realizadas al realizar la valoración de los beneficios ecológicos, en el caso del manglar indican que estos aportan 11,300 dólares por hectárea por año (incluyendo el servicio ecosistémico de hábitat de cría de especies de pesca comercial marinas, captura de carbono, y protección costera).

Para las 170,000 hectáreas estimadas existentes en el país, estos ecosistemas prestan a la economía panameña aproximadamente 2,000 millones US$/año; lo que equivale aproximadamente a lo que se genera en Canal de Panamá.

A fin de mantener o elevar estas cifras, la Política Nacional de Humedales se propone como meta que “para el año 2030 los ecosistemas de humedal de la República de Panamá sean aprovechados de manera responsable e inclusiva, mediante el uso de prácticas productivas sostenibles, el cumplimiento de las normas y el desarrollo de buenas prácticas de manejo y gestión de estos ecosistemas.

La valoración de los humedales se mide en base a los bienes y beneficios ecológicos (control de inundaciones, recarga de aguas subterráneas, recambio de nutrientes, retención de sustancias toxicas) que provee el humedal, de igual manera, algunas de las actividades económicas que se generan dentro de estos son pesquería, agricultura, silvicultura, recreación su ejecución responsable es crucial para el desarrollo sostenible de las comunidades y crecimiento de Panamá como un país resiliente.

Diferentes estudios indican que el país cuenta con gran cantidad y diversidad de humedales, pero en este momento no se cuenta con un número exacto. Debido a esto, en el Ministerio se está iniciando una revisión integral, para poder estimar la cantidad, variedad y cobertura de los humedales en el país.

José Julio Casas, Director Nacional de Costas y Mares del Ministerio de Ambiente, informó que se están haciendo revisiones con base científica para ver la posibilidad de establecer nuevas áreas protegidas para conservación de humedales.

“Ya en 2019 designamos a Boná que tiene cobertura arrecifal dentro de sus límites y estamos en un proceso de revisión técnica para la ampliación del Parque Nacional Marino Isla Bastimentos y el Refugio de Vida Silvestre Isla Iguana, ambos con humedales de gran valor ecológico”, expresó.

Los humedales de Panamá como de otros  países cuentan con múltiples amenazas tales como:

  • Desarrollo costero insostenible (residencial, comercial, turístico, entre otros), afectando ecosistemas a través de drenajes, tala, rellenos y alteraciones de la hidrología y dinámica costera.
  • Conversión de áreas de humedales a producción agrícola, particularmente como monocultivo (palma africana, arroz, banano, entre otros).
  • Gestión insostenible de cuencas hidrográficas, incluyendo desarrollo de proyectos hidroeléctricos sin consideración del caudal ecológico y efectos cumulativos.
  • Falta de manejo de desechos sólidos y aguas servidas producidas en centros urbanos y otros poblados rurales.

Con relación a la fauna, el Licenciado Casas, manifestó que lamentablemente todos los ecosistemas (incluidos los humedales) tienen esa gran amenaza que significa la caza ilegal, así como la extracción de organismos, muchas veces los corales son extraídos para usarlos como adornos, o para la acuarofilia (industria de acuarios y peceras). El manglar siempre ha sido utilizado para diferentes actividades como la producción de carbón, entre otros.

Por tal razón, con el objetivo de reducir estas amenazas el Ministerio de Ambiente establece estrategias para contribuir al posicionamiento de la valorización de los bienes y servicios ambientales del país: una de ellas es la elaboración e implementación del Plan Nacional de Comunicación, Educación, Concienciación y Participación del Público (CECoP) para los humedales en Panamá, un claro ejemplo es el plan de sitio para los humedales de la Bahía de Panamá.

El Programa de Saneamiento de Panamá ejecuta acciones de educación ambiental, apoyo a la investigación científica, alianzas con organizaciones no gubernamentales para la preparación de materiales didácticos para la conservación del Humedal Bahía de Panamá.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *