febrero 8, 2021

Privadas de libertad aportan a la reforestación

Mil 217 plantones maderables fueron donados a Mi Ambiente, procedentes del vivero Sembrando Paz del Centro Femenino de Rehabilitación Los Algarrobos, Chiriquí, como parte de la contribución de la población privada de libertad a la reforestación de Panamá.

Essy Candanedo Hurtado, directora de Los Algarrobos, detalló que 29 mujeres privadas de libertad laboran en el vivero, como parte de los programas de resocialización que impulsa el Sistema Penitenciario para la rehabilitación de la población en reclusión.

Con esta actividad, las privadas de libertad aprenden a cultivar la tierra, lo que conlleva establecer un semillero para plantones, tiempo de germinación, entre otros aspectos, que le ayudarán a tener herramientas de reinserción a la sociedad cuando recuperen su libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *