agosto 8, 2021

Afganistán: los talibanes se adueñan de 5 capitales provinciales en 72 horas

Los talibanes capturaron tres nuevas capitales provinciales de Afganistán, mientras continúan su avance por el país.

Este domingo se hicieron con el control de la estratégica ciudad de Kunduz, así como de Sar-e-Pul y Talogan.

Pero desde el viernes pasado, un total de 5 capitales regionales afganas han caído en poder de los talibanes. Kunduz ha sido hasta ahora su conquista más importante, ya que se trata de una urbe bien comunicada con otros lugares del país y con la capital, Kabul.

Afganistán sufre una escalada de violencia desde que las tropas de Estados Unidos y sus aliados comenzaran su retirada del país después de 20 años de presencia y operaciones militares.

En las últimas semanas, la insurgencia talibán hizo rápidos avances. Después de apoderarse de amplias franjas de territorio en las zonas rurales y se lanzan ahora sobre poblaciones de mayor tamaño.

Las tres ciudades, situadas en el norte del país, cayeron bajo control talibán en cuestión de horas. Un residente de Kunduz describió la situación allí como un “caos total”.

El gobierno afgano afirma que sus fuerzas se disponen a recuperar instalaciones claves.

También se ha informado de fuertes combates en Herat, en el oeste, y en las ciudades meridionales de Kandahar y Lashkar Gab.

Cientos de miles de civiles se han visto desplazados por los enfrentamientos este año. Familias enteras, algunas con niños de corta edad, han tenido que refugiarse en una escuela de Asdabad, una ciudad en el noreste del país.

“Cayeron muchas bombas sobre nuestra aldea. Llegaron los talibanes y lo destruyeron todo. Estábamos indefensos y tuvimos que dejar nuestros hogares. Estamos durmiendo con los niños en el suelo, en condiciones terribles”, le dijo Gul Naaz a la agencia AFP.

“Había disparos. Mi hija de 7 años salió afuera durante el combate y desapareció. No sé si está viva o muerta”, contó otro desplazado.

Quiénes son los talibanes

Los talibanes, o estudiantes en la lengua pastún, surgieron a comienzos de la década de 1990 en el norte de Pakistán después de la retirada de Afganistán de las tropas de la URSS. Se cree que su movimiento surgió con financiación de Arabia Saudí en centros de estudios religiosos.

Rápidamente extendieron su influencia y para 1998 ya controlaban más del 90% del territorio afgano e impusieron una estricta visión del islam que les llevaron a prohibir el cine, el teatro y la televisión, y que las niñas mayores de 10 años acudieran a la escuela.

Tras los ataques del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos lideró una operación militar internacional y en apenas dos meses cedieron el poder en Kabul.

Pero, pese a que los talibanes perdieron el control del Estado, siguieron llevando a cabo acciones armadas contra el gobierno, el Ejército afgano y los soldados de la coalición internacional. Desde que el presidente estadounidense, Joe Biden, anunció la retirada de su país de Afganistán, los talibanes se han ido haciendo con cada vez más territorio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *