febrero 17, 2021

Asociaciones de mujeres repudian el abuso hacia los menores en albergues

Panamá, como signatario de la Convención Sobre los Derechos del Niño, ratificada mediante Ley de la República del 15 de noviembre de 1990, “Por la cual se aprueba la Convención de los Derechos del Niño, Aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 20 de noviembre de 1989, asume el compromiso de adoptar un nuevo modelo de protección para la niñez y adolescencia con criterio de inclusión social.

Como organizaciones de mujeres y ciudadanas, estamos consternadas por las denuncias y el informe que ha revelado la Subcomisión de la Comisión de la Mujer, la Adolescencia, la Niñez y la Familia de la Asamblea Nacional, sobre el abuso a menores que estaban en albergues que funcionan con subsidios del Ministerio de

Desarrollo Social. Denuncias que ponen de manifiesto que el Estado, no está protegiendo, ni haciendo lo posible para proteger a nuestros niños, niñas y adolescentes.

Exigimos a las autoridades competentes que realicen las investigaciones pertinentes con celeridad, imparcialidad, transparencia, diligencia y eficacia, a fin de determinar los hechos y las responsabilidades que corresponda por acción u omisión, teniendo como prioridad la atención de las víctimas del delito y la protección de los derechos de los niños, niñas y adolescentes sin cuidado parental.

Alzamos nuestra voz por quienes no la tienen o no han sido escuchados por las instituciones que tienen la obligación de protegerlos y supervisar a quienes entregan

subsidio para albergar a niños, niñas y adolescentes. Por nuestros niños, niñas y adolescentes, alzamos nuestra voz.

Exigimos certeza del castigo para quienes resulten culpables de actos tan atroces, que marcan psicológicamente y físicamente a los niños, niñas y adolescentes cuyos derechos fueron violentados, incluyendo su seguridad e integridad física.

Solicitamos la intervención del Ejecutivo y el Ministerio Público, para que se proceda con carácter de urgencia en la reforma estructural del sistema de protección de la niñez y la adolescencia que conduzca al fortalecimiento de las instituciones

competentes, mejorar la delimitación de las responsabilidades, hacer efectivo el rol de supervisión que deben desempeñar las autoridades y la calidad de los servicios

que se brindan a la niñez y las familias, con énfasis en la atención a los niños y niñas sin cuidado parental, garantizando los derechos consagrados en la Convención sobre los Derechos del Niño”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *