febrero 1, 2023

Avances de la investigación de tuberculosis humana y animal en Panamá

La Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senacyt) organizó el Café Científico virtual “Avances de la investigación de tuberculosis humana y animal en Panamá”, para presentar los avances en el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad y los aportes de la investigación científica en esta estrategia.

Los panelistas fueron: el Dr. Fermin Acosta y el Dr. Amador Goodridge del Instituto de Investigaciones Científicas y Servicios de Alta Tecnología (Indicasat-AIP); la Mgtr. Odemaris Luque, enfermera coordinadora del Ministerio de Salud (Minsa) en Colón y coinvestigadora de los proyectos de investigación realizados entre Indicasat-AIP, Minsa y CSS sobre tuberculosis en Colón; la Lic. Ariadne Campble, biotecnóloga becaria de la Senacyt en maestría en Ciencias de la Vida y la Salud, en Université Paris Saclay, Francia y el Dr. Julio César Mateus, profesor titular de la Universidad del Valle, Colombia.

 De acuerdo con el Dr. Acosta, los resultados son el producto de la aplicación de estrategias de caracterización molecular para el estudio de las dinámicas de transmisión de microorganismos patógenos. “La aplicación de métodos de epidemiología molecular y la introducción del análisis genómico ha supuesto una revolución en la capacidad de discriminación entre cepas de Mycobacterium tuberculosis y en la precisión en la que podemos abordar el estudio de la tuberculosis (TB)”, dijo el Dr. Acosta.

 El Dr. Fermin Acosta abordó el tema de la transmisión de las tuberculosis prevalentes en Panamá, sobre todo las de carácter comunitario, causada por el complejo Mycobacterium tuberculosis. Señaló que, cualquier intento de optimizar los sistemas de vigilancia de la transmisión de la tuberculosis deben enfrentar los escenarios complejos de transmisión. Esto supone abordar la caracterización de la transmisión de TB de alto riesgo, transmisibilidad, multirresistencia o cepas de mayor éxito de transmisión. Por lo tanto, en Panamá lo esfuerzos se centran en:

1) La caracterización de los aislados M. tuberculosis para identificar clúster de transmisión de cepas prevalente mediante MIRU-VNTR.

2) Realizar análisis genómicos de clústeres de cepas prevalentes para identificar marcadores (SNP) específicos.

3) Desarrollar PCR específica dirigidas a la identificación cepas problemáticas o de mayor riesgo.

Esta estrategia en su conjunto ha permitido realizar estudios retrospectivos y simplificar la vigilancia prospectiva de los casos de TB en la Comarca Ngäbe Buglé y provincias de Bocas del Toro, Chiriquí, Colón y Panamá.

La estrategia de estudio epidemiológico y genómica ha permitido desarrollar el abordaje de estudio de cepas de M. tuberculosis prevalentes en Panamá, con la identificación de 50% de las cepas en clústeres entre los aislados de Colón y Panamá, descripción de una distribución predominante de la cepa M. tuberculosis genotipo Beijing implicado en los casos de TB en la provincia de Colón.  Además, ha permitido describir la presencia minoritaria de estas cepas en otros entornos, en la provincia de Chiriquí, Bocas del Toro y la comarca Ngäbe-Buglé. El Dr. Acosta, concluye que, son necesarios nuevos esfuerzos para definir el modo más adecuado de integrar las aproximaciones moleculares y genómicas y adaptarlas a diferentes retos epidemiológicos y entornos en Panamá.

La Mgtr. Ariadne Campble, que realiza una práctica de investigación en microbiología clínica en el The Greater Paris University Hospitals, explicó que la TB es una enfermedad causada por Mycobacterium tuberculosis que afecta a un tercio de la población mundial. La TB puede presentarse en dos etapas diferentes, la primera como una infección latente y la segunda es la TB activa.

Durante el desarrollo de su tesis de grado en Indicasat-AIP, aplicó un procedimiento de biología molecular para identificar en qué etapa se encuentran los pacientes afectados por TB.  Evaluó la capacidad de suPAR y MCP-1 como biomarcadores para poder identificar a los pacientes en las diferentes etapas de tuberculosis. El estudio consistió en analizar la concentración de suPAR y MCP-1 en muestras de plasma de 287 pacientes, que se dividían entre pacientes sanos, pacientes a quienes se le realizó la prueba de interferón-gamma y pacientes con tuberculosis activa.

El equipo de investigación encontró que, en el caso de suPAR, existieron diferencias significativas entre la concentración en plasma de los pacientes sanos comparado con las diferentes etapas de la enfermedad. En el caso de MCP-1 se observaron diferencias entre los pacientes sanos y los pacientes con interferón-gamma positivo e interferón-gamma negativo, también entre los pacientes con interferón-gamma negativo y los pacientes con tuberculosis activa.

Por otro lado, la Mgtr. Campble, en conjunto con otras científicas como la Dra. Ivonne Torres (Universidad de Panamá) y la Lic. Sara Rosero del Indicasat-AIP evaluaron la función de los mastocitos (un tipo de glóbulos blancos) y su relación con la TB.   Observaron que los lípidos de Mycobacterium son capaces de activar a los mastocitos y provocar su desgranulación. Además, en reciente publicación, este grupo también sustentó que los mastocitos contribuyen al proceso de la infección ayudando a la micobacteria a eludir la degradación por los lisosomas. Todas estas evidencias facilitan una mayor comprensión de la interacción mastocitos-micobacteria y sus efectos en la fisiopatología de la enfermedad.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *