julio 22, 2021

Biden expresó su apoyo al pueblo cubano y dijo que está trabajando para dar acceso a internet a la isla

Joe Biden mostró su apoyo este jueves al pueblo cubano y prometió dar acceso a internet a la isla. Lo dicho por el mandatario estadounidense se da luego de que la Casa Blanca anunciara sanciones contra el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba, Álvaro López-Miera, y a una unidad militar de élite conocida popularmente como “avispas negras” o “boinas negras” por la represión en las masivas protestas del pasado 11 de julio.

“Esto es solo el principio”, dijo Biden sobre las medidas y aseguró que Washington seguirá sancionando a los responsables de la opresión del pueblo cubano.

“Estados Unidos condena las detenciones masivas y los juicios falsos en Cuba”, señaló el mandatario demócrata.

El mandatario estadounidense agregó que trabajará con sus socios para presionar a la dictadura cubana para que libere a los presos políticos, restablezca el acceso a internet y permita a los cubanos disfrutar de sus derechos fundamentales.

Sobre la sanciones, añadió que estas apuntan a aquellos en Cuba que son responsables por la represión contra los manifestantes.

Esto marca los primeros pasos concretos de la administración Biden para presionar a la dictadura cubana, en un momento en que Washington enfrenta los llamados de los legisladores estadounidenses y la comunidad cubanoestadounidense para mostrar un mayor apoyo a los manifestantes.

La velocidad con la que el gobierno elaboró las nuevas sanciones indica que es poco probable que Biden suavice el enfoque de Estados Unidos hacia Cuba poco después de que su predecesor, Donald Trump, hiciera retroceder una histórica distensión de la era de Obama con La Habana.

Miles de cubanos realizaron protestas hace una semana para manifestarse contra una crisis económica que ha provocado escasez de bienes básicos y cortes de energía. También protestan por el manejo del gobierno de la pandemia de coronavirus y las restricciones a las libertades civiles. Cientos de activistas fueron detenidos.

Biden había prometido durante su campaña revertir algunas de las políticas de Trump hacia Cuba, pero el anuncio del jueves sugiere poco apetito por volver a acercarse a la isla de regimen comunista.

Al mismo tiempo, la administración Biden sigue buscando formas de aliviar la difícil situación humanitaria del pueblo cubano.

La Casa Blanca dijo el martes que Biden formaría un grupo de trabajo para analizar el tema de las remesas a Cuba a raíz de las protestas en la isla. El objetivo es determinar cómo los cubanoestadounidenses pueden enviar dinero a las familias en la isla mientras mantienen los fondos fuera del alcance de la dictadura cubana.

Trump había impuesto estrictas restricciones al flujo de remesas, que se cree que ascendían a varios miles de millones de dólares anuales.

Estados Unidos también está trabajando con el sector privado y el Congreso para buscar formas de hacer que Internet sea más accesible para la gente de Cuba, dijo el martes el portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos, Ned Price.

Condeno inequívocamente las detenciones masivas y los juicios farsa que están condenando injustamente a prisión a quienes se atrevieron a expresarse en un esfuerzo por intimidar y amenazar al pueblo cubano para que guarde silencio. El pueblo cubano tiene el mismo derecho a la libertad de expresión y de reunión pacífica que todas las personas. Estados Unidos está con los valientes cubanos que han salido a las calles para oponerse a 62 años de represión bajo un régimen comunista.

Hoy, mi Administración está imponiendo nuevas sanciones a los elementos del régimen cubano responsables de esta represión -el jefe de los militares cubanos y la división del Ministerio del Interior cubano que impulsó la represión- para que rindan cuentas de sus actos. Esto es sólo el principio: Estados Unidos seguirá sancionando a los responsables de la opresión del pueblo cubano.

Mientras hacemos que el régimen cubano rinda cuentas, nuestro apoyo al pueblo cubano es inquebrantable y nos estamos asegurando de que los cubanoamericanos sean un socio vital en nuestros esfuerzos para proporcionar alivio a la gente que sufre en la isla. Estamos trabajando con organizaciones de la sociedad civil y el sector privado para proporcionar al pueblo cubano un acceso a Internet que evite los esfuerzos de censura del régimen. Estamos revisando nuestra política de remesas para determinar cómo podemos maximizar el apoyo al pueblo cubano. Y nos hemos comprometido a reponer el personal de nuestra embajada en La Habana para proporcionar servicios consulares a los cubanos y mejorar nuestra capacidad de compromiso con la sociedad civil, garantizando al mismo tiempo la seguridad de los diplomáticos estadounidenses que prestan servicio en Cuba.

Promover la dignidad humana y la libertad es una de las principales prioridades de mi Administración, y trabajaremos estrechamente con nuestros socios en toda la región, incluida la Organización de Estados Americanos, para presionar al régimen para que libere inmediatamente a los presos políticos detenidos injustamente, restablezca el acceso a Internet y permita al pueblo cubano disfrutar de sus derechos fundamentales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *