julio 14, 2024

Canal de Panamá anuncia proyecto de embalse de $1.200 millones

Tras la reciente decisión judicial que declara inconstitucional una ley que limitaba la cuenca hidrográfica del Canal de Panamá, la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) ha anunciado la reactivación del proyecto de construcción de un embalse en el Río Indio. Esta iniciativa, con un costo estimado de $1.200 millones, busca garantizar el suministro de agua a largo plazo para el funcionamiento de la vía interoceánica, mitigando así los efectos de las sequías recurrentes que han afectado la región en los últimos años.

El proyecto del embalse de Río Indio, que tendría una capacidad de almacenamiento de 240 millones de metros cúbicos, ya había sido presentado por la ACP en 2020. Sin embargo, su avance se vio obstaculizado por una ley de 1999 que restringía la construcción de infraestructuras en la cuenca hidrográfica del Canal. Tras la anulación de esta ley por parte de la Corte Suprema de Justicia, la ACP ha reavivado el proyecto con el objetivo de asegurar la disponibilidad de agua para el Canal y las comunidades aledañas.

El administrador del Canal de Panamá, Ricaurte Vásquez, ha destacado la importancia de este proyecto para la sostenibilidad de la vía interoceánica. «El Canal de Panamá es un recurso vital para el comercio mundial y la economía panameña», señaló Vásquez. «Este embalse nos permitirá garantizar el agua necesaria para el funcionamiento del Canal, incluso durante las temporadas secas, y contribuir al desarrollo sostenible de la región».

La construcción del embalse de Río Indio se estima que tendrá una duración de seis años y generará aproximadamente 2.000 empleos directos e indirectos. El proyecto también incluye medidas de mitigación ambiental y social para minimizar su impacto en las comunidades y el ecosistema local.

La ACP ha iniciado un proceso de diálogo con las comunidades indígenas y campesinas que habitan en la zona de influencia del proyecto para asegurar su participación y abordar sus preocupaciones. La entidad también ha establecido un programa de reubicación y compensación para las familias que serán afectadas por la construcción del embalse.

El proyecto del embalse de Río Indio ha generado diversas reacciones entre los sectores sociales y ambientales. Algunos grupos han expresado su preocupación por el impacto ambiental y social del proyecto, mientras que otros lo ven como una solución necesaria para garantizar el suministro de agua y el desarrollo de la región.

La ACP ha señalado que se compromete a llevar a cabo el proyecto de manera responsable y transparente, tomando en cuenta las necesidades de las comunidades y el medio ambiente. La entidad también ha indicado que está abierta al diálogo con todos los sectores interesados para encontrar soluciones que beneficien a todos.

Se espera que la construcción del embalse de Río Indio comience en 2025 y que esté operativo en 2031.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *