abril 26, 2021

Comisión de Justicia y Paz rinde informe de Auditoría Social a la Contraloría

La Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal de Panamá entregó a la Contraloría General de la República un informe con resultados de la Auditoría Social al Programa Panamá Solidario al término del primer año de vigencia del Convenio de Cooperación y Apoyo suscrito entre ambas entidades.

La veeduría ciudadana de la Comisión de Justicia y Paz involucró a más de 140 auditores sociales que, ad honorem, realizaron 278 giras de campo cubriendo al 45% del total de corregimientos del país recabando 454 reportes ciudadanos sobre la distribución de bolsas de alimentos, bonos solidarios y vales digitales.

Según el Director Nacional de Fiscalización, Jorge Luis Quijada, del total de reportes ciudadanos, 147 se ingresaron a la plataforma “Cuidemos Panamá Solidario” de la Contraloría General de la República de los que 59 casos fueron investigados y cerrados y 88 están bajo investigación, mientras que 307 fueron valoradas como quejas.

Se confirmó que, hasta el 19 de abril de 2021, en las zonas urbanas y rurales bajo la veeduría al Programa Panamá Solidario se distribuyeron 7.3 millones de bolsas de comida, 3.09 millones de bonos solidarios y 9.2 millones de vales digitales para un monto global de B/. 951 millones 494 mil 100 balboas que cubrieron a 1 millón 359 mil 917 personas.

En términos globales, el Contralor Gerardo Solís sustentó que, durante la pandemia, “de manera estoica y silenciosa la Contraloría aplicó el Control de Corrección Previa a un total de 2 mil 682 millones 916 mil 966 balboas con 69 centésimos mediante subsanaciones en 50 mil 071 documentos que brindaron soluciones oportunas a un precio justo y razonable a la necesidad de miles de panameños”.

Mientras que Rigoberto Pitti, Coordinador General de la Auditoría Social por parte de la Comisión de Justicia y Paz resaltó que, “esta es la primera veeduría a fondos públicos desarrollada en colaboración entre un ente de gobierno y uno de la sociedad civil marcando un hito en este tema”.

El coordinador Pittí agregó que “entre las lecciones aprendidas en el primer año del convenio se concluye que la Auditoría Social ha impulsado la necesidad de transparencia en la gestión de los recursos públicos, ha establecido un mecanismo para la educación ciudadana y resaltado la necesidad de institucionalizar espacios de participación ciudadana”.

A la vez, el Contralor Solís agradeció al obispo Rafael Valdivieso y a su equipo por este gran trabajo reconociendo la necesidad de crear una cultura de control social para generar la apropiación de los productos de control que sean del manejo de la ciudadanía en los procesos de fiscalización y fomentar la rendición de cuentas de los entes auditados.

El Convenio de Cooperación y Apoyo fue firmado por el presidente de la Conferencia Episcopal de Panamá, Rafael Valdivieso Miranda, y el Contralor Gerardo Solís, el 24 de abril de 2020 y se promulgó en Gaceta Oficial No.29038-A de 3 de junio de 2020.

Su propósito fundamental es el de propiciar la toma de conciencia ciudadana en la vigilancia del uso adecuado de los recursos públicos para mejorar los resultados y la transparencia en las acciones de gobierno.

Durante la ejecución del Convenio, la Contraloría General de la República cumplió con el acompañamiento técnico fiscal y la responsabilidad de suministrar a la Comisión de Justicia y Paz la logística, aplicaciones tecnológicas e instrumentos necesarios para desarrollar la actividad convenida como carné, transporte y alimentación.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *