julio 22, 2021

¿Cómo crear un guion exitoso para Hollywood?

La industria del cine es un rubro muy desafiante que tiene como objetivo contar historias que atraigan la atención de los espectadores y los buenos comentarios de los críticos.

Es por eso que el rol del guionista es fundamental, más aún cuando se trata de Hollywood, el distrito estadounidense símbolo de la industria del entretenimiento en donde miles de historias cobran vida para luego ser proyectadas en la pantalla grande – y no tan grande -.

“Escribir un guion no es nada sencillo y que se destaque en Hollywood es un desafío extra que requiere de experiencia, imaginación y dedicación” dice Terri Thrush, directora, productora y guionista independiente. “Además, no se tiene que enfocar solamente en Hollywood, se debe pensar global, yo soy amante de Cannes, Viennale, Berlinale, San Sebastian y me encanta la audiencia de China. No podemos pensar solamente en Estados Unidos, sin embargo, vivo y trabajo en América y me identifico con ese mercado más que otros, dependiendo del tema y el género.”

¿Quiere decir esto que sea imposible llegar a estos estándares? Por supuesto que no, solo se deben tener en cuenta algunos puntos clave para comenzar al escribir esa historia que algún día podría ser protagonizada por grandes estrellas.

Ver, ver y ver

En primer lugar, es importante que todo guionista consuma cine, porque esa es la mejor forma de conocer referentes. “Uno puede hacer cursos y leer mucho, pero ir al cine o ver buenas películas en casa es clave para entender las narrativas de los distintos géneros”, explica Thursh y agrega: “Ver películas alimenta la imaginación y la inspiración que se necesita para escribir y leer el guion de la película antes de verla, alimenta el conocimiento de la estética, estructura, estándares, fluidez y ritmo del guion”.

La cineasta destaca especialmente a Quentin Tarantino, Guillermo Arriaga y Guillermo del Toro, algunos de los referentes que, según ella, se destacan entre los grandes de Hollywood: “Cada uno con su estilo, con grandes ideas y excelentes trabajos. Son mentes brillantes que todo guionista debería tomar como referencia a la hora de elegir qué película o programa de televisión que deberían ver”.

Vivir la vida para poder contar

Con ver películas no alcanza, hay que vivir diversas experiencias para escribir, porque sólo se puede contar aquello que se conoce. Sin embargo, hay talentos como Guillermo del Toro que vive en un mundo de fantasía y para lograr eso, hay que tener una imaginación extraordinaria y poco usual.

“Todo buen guionista debería interesarse por una variedad de cosas, temas y personas” detalla Thrush.

Muchas veces son más llamativas las historias escritas por periodistas que por alguien que se la pasa leyendo o estudiando cine por años y años. Hay excepciones, por supuesto, pero por lo general quien vive más, cuenta más.

Escribir en cualquier lugar

 A veces la inspiración llega como por sorpresa. Es por eso que poder adaptarse a las circunstancias y al lugar es una buena forma de aprovechar ese momento de iluminación y transformar la inspiración en texto.

“Me ha pasado de tener grandes momentos de inspiración mientras caminaba por la calle. Claro que lo primero que hago en esas ocasiones es tratar de localizar el bar o restaurante más cercano para sentarme y escribir tranquila, pero no siempre hay uno cerca. Recomiendo llevar, en la medida de los posible, el celular con buena carga o un anotador, para no dejar escapar las buenas ideas que aparecen” explica la cineasta, y agrega: “Otras veces la inspiración llega en mis sueños, entonces me despierto durante la noche y anoto todas las ideas en una libreta que tengo en la mesa de luz”. Además, Terri dice que lo más importante es “tener disciplina y escribir todos los días a la misma hora, por una o dos horas”.

Primero, ideas modestas

Empezar con una idea pequeña es el comienzo de un gran guion. Es siempre mejor pensar algo sencillo para luego expandirlo. “Se puede construir todo un universo a partir de una pequeña idea. Se va construyendo, dando un paso a la vez”, explica la cineasta.

En ese sentido, Terri Thrush aconseja comenzar escribiendo las principales características de los personajes del guion: “Un buen ejercicio es imaginar a los personajes de mi historia, quiénes son, de dónde vienen, qué les gusta y qué no. Es clave comenzar con lo modesto para llegar a lo grande”.

También es esencial saber recibir críticas constructivas de mentores con experiencia, para que el guion logre ser interesante para los productores.

Siguiendo la línea de lo modesto a lo grande, la historia de Quentin Tarantino de alguna forma refleja esta teoría; él diseñó su vida de cineasta y escribió sus guiones para que se pudieran filmar con la menor cantidad de locaciones, para lograr realizar la película con la menor cantidad de inversión y recibir la mayor cantidad de retorno de su inversión.

Inventar historias…reales

La imaginación es el motor de la escritura y para imaginar, hay que saber inventar. Pero hay algo que es indispensable comprender bien y que realmente marca la diferencia: la conducta humana.

La calidad de la escritura estará directamente relacionada a la comprensión de la conducta humana. “Uno tiene que volverse un periodista para la película que está intentando construir en su cabeza. Hay que investigar, hacer reportajes. Las escenas tienen que ser reales”, detalla Terri.

Un buen trabajo

 Quizás esto sea lo más difícil de conseguir: un trabajo bien estructurado y que requiera la menor cantidad de tiempo posible.

“La escritura de guiones lleva mucho tiempo, por eso es clave tener varios trabajos freelance o algún empleo con horarios flexibles que permita tener la mayor parte del día para escribir” señala Terri y agrega: “Mi mensaje para todo guionista es que trate de vivir en algún sitio que tenga fuertes conexiones culturales y en donde siempre pueda encontrar un lugar para escribir, escribir, y escribir”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *