julio 27, 2021

Construcción de albergues temporales de Curundú reporta 25% de avance

Con la planeación y el apoyo en mano de obra de personas del corregimiento de Curundú, el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) prevé mudar en diciembre próximo a las primeras familias de los sectores vulnerables de El Amanecer y El Anochecer en los 72 albergues temporales.

El objetivo es mejorarles sus condiciones de vida, debido a que habitan hacinados en medio de aguas negras, en casas improvisadas de plástico, tela, madera y hojas de zinc, sin contar con servicios básicos para sus necesidades vitales.

Según la viceministra de Vivienda, Daniela Martínez López, el proyecto va de acuerdo a lo planeado, por lo que en pocos meses las primeras familias podrán ocupar sus instalaciones.

Enfatizó que el ministro Rogelio Paredes se ha reunido con las personas para comunicarles el alcance de la obra, pero para avanzar a la segunda fase se necesita reubicar a unas familias de El Anochecer a las nuevas estructuras móviles.

Martínez López precisó que el Miviot mantiene un censo de las personas, pero el equipo de la Dirección Nacional de Desarrollo Social mantiene un proceso de depuración para beneficiar solo a las personas que realmente lo requieran.

Explicó que los expedientes son verificados, ya que se hace un filtro y se determina que si existen familias que tienen un beneficio del Gobierno Nacional como en el Proyecto Curundú o propiedades no serían favorecidas con el albergue temporal.

“No le podemos dar doble beneficio. Esto es algo que no es nuevo, ya se lo hemos comunicado a las familias. No le podemos dar doble beneficio a familias que tienen un lugar donde habitar con sus familias”, remarcó.

La viceministra agregó que en ambas comunidades del corregimiento de Curundú hay personas que viven en condiciones deplorables, por lo que los esfuerzos de la institución serán atender a estas personas que no pueden acceder a un techo para garantizarles una mejor calidad de vida.

La orden de proceder para el inicio de los trabajos se dio a la constructora Copasa, ganadora de la licitación pública, el 30 de abril de 2021, con una inversión de 1.8 millones de balboas.

Los 72 albergues, estructuras temporales desmontables y reutilizables, se levantan en un terreno de aproximadamente 5 mil 300 metros cuadrados detrás del albergue La Datsun y cada albergue contará de 37 metros y conlleva sala-comedor, cocina, dos recámaras y baños comunales.

La obra comunitaria también ha permitido a los moradores acceder a plazas de trabajo, ya que actualmente más de 15 personas de Curundú laboran en la construcción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *