agosto 19, 2021

Decreto Ley 35: las nuevas regulaciones en Cuba para condenar a los que hablen mal del gobierno en redes sociales

El gobierno cubano trata otra vez de controlar internet.

Poco más de un mes después de las masivas protestas que sacudieron el país -y que se convocaron a través de redes sociales-, las autoridades de la isla publicaron el martes una serie de regulaciones que tipifican por primera vez lo que consideran delitos cibernéticos que pueden estar sujetos a una acción penal.

Pero van un paso más allá: consideran como “incidentes de ciberseguridad” desde ataques de virus y “fallos eléctricos” hasta la posibilidad de usar las redes para convocar a una marcha, criticar al gobierno o pedir o incitar a un cambio de sistema.

Los medios oficiales la han llamado “la normativa de más alto rango aprobada en Cuba sobre las tecnologías de la información y las comunicaciones ” y aseguran que buscan ofrecer lo que definen como “una internet ética y buena para la población“.

En las redes sociales los cubanos, por su parte, lo han llamado una nueva “ley mordaza”, que creen que busca limitar la expresión y coartar su discurso en redes sociales.

Expertos en regulación de internet y organizaciones de derechos humanos han levantado también sus voces ante lo que consideran medidas tendientes a eliminar el debate público.

“Es grave por lo que dice y por el momento en el que se publica, a un mes de las protestas, cuando la comunidad internacional esperaba un paso más hacia escuchar a su población y no hacia reprimir más el discurso”, asegura a BBC Mundo Pedro Vaca, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

“De un lado no se reconocen derechos humanos en los ciudadanos, no se les reconoce la libertad de expresión. Y del otro, lo que los ciudadanos pueden o no publicar en internet se ve desde un enfoque criminal y de guerra”, agrega.

Las nuevas regulaciones fueron publicadas en un momento en el que los cubanos han utilizado las redes sociales no solo para denunciar los numerosos detenidos que aún quedan de la protesta del 11 de julio, sino también las dantescas condiciones que sufren con el colapso del sistema de salud.

La isla vive el peor momento de la pandemia de coronavirus, con miles de casos y decenas de muertos cada día, hospitales que no dan abasto, fosas comunes, carencia de medicamentos, oxígeno, insumos y personal, lo que ha sido reflejado sistemáticamente a través de internet en un discurso ciudadano paralelo al relato de los medios oficiales.

Las nuevas regulaciones

Numerosos países del mundo han aprobado -o se han propuesto hacerlo- regulaciones para controlar la difusión de ciertos mensajes en internet, principalmente discurso de odio, difamación, incitaciones a la violencia o al “terrorismo”.

Según las autoridades cubanas, esos son también algunos de los objetivos de las normas que acaban de anunciar.

“Nuestro Decreto Ley 35 (uno de los aprobados) va contra la desinformación y la cibermentira”, escribió en Twitter el presidente Miguel Díaz-Canel.

El viceministro de Comunicaciones Ernesto Rodríguez Hernández dijo, por su parte, que las nuevas normas “promueven el impulso de la informatización de la sociedad, al tiempo que defiende los derechos de los ciudadanos refrendados en la Constitución: la igualdad, privacidad y el secreto de las comunicaciones”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *