julio 2, 2021

Derrumbe en Miami Peleas, denuncias y furia de los residentes: las demandas presentadas por los sobrevivientes al colapso

Dormía en el apartamento 907 del condominio Champlain Towers South hasta que comenzó la pesadilla.

Unos violentos temblores la sacaron de la cama. Cuando abrió las puertas de su balcón en medio de la oscuridad, todo lo que pudo ver fue polvo.

Raysa Rodríguez, sobreviviente del edificio que colapsó parcialmente el jueves 24 de junio cerca de la 1:20 de la madrugada, detalló su escape en una demanda presentada esta semana contra la asociación de propietarios del condominio.

“Toqué las puertas de varios vecinos, no hubo respuesta. Corrí hacia la salida, abrí las puertas que conducen a la escalera exterior y vi la devastación”, escribió Rodríguez. “Grité de horror”.

Ese testimonio está contenido en la demanda de Rodríguez presentada en la corte del condado de Miami-Dade.

Esta es una de las cuatro demandas presentadas por vecinos contra la junta del edificio.

Los otros requerimientos judiciales fueron de Manuel Drezner, Steve Rosenthal y Harry Rosenberg.

La asociación contestó por escrito: “Si bien no podemos comentar sobre litigios pendientes, nuestro enfoque sigue siendo el cuidado de nuestros amigos y vecinos durante este momento difícil”.

Previamente, la abogada que representa a la asociación, Donna DiMaggio, había declarado en la prensa local:

“La asociación ya está en proceso de contratar a un ingeniero para que también intente averiguar qué sucedió y estarán evaluando quién es responsable”.

Los reclamos de los vecinos apuntan a que la junta no se hizo cargo de solucionar los “graves daños estructurales” descritos en un informe técnico realizado por la consultora Morabito Consultants en 2018.

“Espero que los responsables del derrumbe sean llevados ante la justicia”

A medida que pasan los días las preguntas sobre cómo pudo derrumbarse el edificio en apenas 12 segundos se multiplican.

Y muchos de los familiares de los 145 desaparecidos y 18 muertos en la tragedia (de acuerdo a los datos oficiales disponibles hasta el 1 de julio) están pasando por el duelo y la rabia que provoca la falta de respuestas.

“Espero que los responsables del derrumbe sean llevados ante la justicia”, le dijo a BBC Mundo Pablo Rodríguez, cuya madre y abuela continúan desaparecidas.

Han salido a la luz pública documentos, cartas, minutas de reuniones, correos electrónicos y testimonios de residentes que cuestionan tanto a la asociación del condominio, como a la autoridad encargada de las edificaciones del ayuntamiento de Surfside.

Por ejemplo, fue publicada una misiva enviada en abril pasado por la asociación del condominio a los propietarios de los apartamentos en la que se alertaba de que el “deterioro del concreto” se estaba “acelerando” y que el daño “comenzaría a multiplicarse exponencialmente”.

La carta, firmada por la presidenta de la asociación de Champlain Towers South, Jean Wodnicki, tenía como objetivo explicar a los residentes por qué una renovación que en 2018 se había estimado en unos US$9 millones había aumentado a casi US$16 millones tres años después.

La inspección realizada en 2018, por el consultor de ingeniería, Frank Morabito, indicó que había “abundantes grietas” y desprendimientos en el estacionamiento subterráneo del edificio, entre otros problemas que causaron un “daño estructural importante”.

Para 2021, según mencionó Wodnicki, el edificio estaba en peor estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *