julio 7, 2022

El rechazo popular contra el exilio en Panamá del Sha de Irán

Por: Abdiel De León

La influencia de EEUU con el régimen militar torrijista era evidente, cuando a petición del coloso del norte fue complacido por la acogida de una solicitud hecha.

(Jimmy Carter pidió al general panameño Omar Torrijos que le diese asilo político temporal al Sha. Torrijos accedió, pero envió al ex dictador a la isla de Contadora, en el Pacífico panameño, una lujosa residencia tropical para el otrora poderoso jefe imperial persa, quien falleció después en Egipto en 1980).

ESTO FUE UN DETONANTE EN PANAMÁ

Luego de ser derrocado en su país el emperador persa Mohamed Reza Pahlavi de Irán, se le queria proteger en países amigos de EEUU.

La petición era que éste personaje fuese recibido en calidad de asilado político permanente.

Él, que hasta el 11 de febrero de 1979, fue el segundo y último monarca de la dinastía Pahlavi, en Irán, era también el último sha.

A causa del descontento popular y sus constantes atrocidades, su régimen autocrático fue derrocado y sale de su país rumbo a ESTADOS UNIDOS.

¿ COMO LLEGA EL SHA A PANAMÁ ?
(Publicación internacional de esa época)

«El sha de Irán abandona Estados Unidos para instalarse en Panamá»

JUAN GONZÁLEZ YUSTE desde Washington 16 DIC 1979.

El depuesto sha de Irán, Mohamed Reza Pahlevi, se trasladó inesperadamente ayer a Panamá, donde tiene intención de establecer su residencia permanente.

MÁS INFORMACIÓN

Sin reacción oficial en Teherán ante la salida del sha de Norteamérica El Gobierno de Teherán no había reaccionado oficialmente anoche a la salida del sha de Estados Unidos ni ante la resolución unánime de los quince jueces del Tribunal Internacional de La Haya, entre ellos un soviético.

El enviado especial de EL PAIS en Teherán, Félix Bayón, se puso en contacto telefónico con los estudiantes que mantienen secuestrados a 49 norteamericanos y un portavoz de los secuestradores se limitó a comentar: «Esperamos instrucciones.» Jomeini estaba reunido anoche, en Qom, con el Consejo de la Revolución.

En medio de extremas medidas de seguridad y en el mayor sigilo, el sha voló a Panamá en un avión militar norteamericano desde la base aérea de Lackland, en Texas, donde llevaba internado doce días.

La Casa Blanca distribuyó en la mañana de ayer un comunicado de prensa en el que se informaba de la salida del sha de territorio norteamericano.

El secretario de prensa presidencial, Jody Powell, indicó que «el Gobierno de Panamá confía en que conceder un lugar de residencia al sha contribuirá a encontrar una solución pacífica a la presente crisis».

Powell dijo también que el presidente Jimmy Carter había hablado telefónicamente con el presidente panameño, Arístides Royo, para agradecerle este gesto en nombre del pueblo norteamericano y elogiar su actitud humanitaria.

Desde el pasado día 2 de diciembre, el sha estuvo internado en un hospital militar de la base aérea de Lackland, cerca de San Antonio, en el estado de Texas. Durante estos días, y en el mayor secreto, se realizaron las negociaciones para que el depuesto sha encontrase un refugio fuera de Estados Unidos.

Hamilton Jordan, el polémico jefe de Gabinete de la Casa Blanca y amigo personal del presidente Carter, fue el encargado de tratar con el sha y con las autoridades panameñas, según se supo ayer. Jordan viajó a principios de semana a Panamá para ultimar detalles, voló después a San Antonio para hacer lo mismo con el sha y su séquito, regresó de nuevo a Panamá y, una vez conseguido el acuerdo, cuyos términos se desconocen, volvió a Washington el viernes por la noche, sólo unas horas antes de que el sha emprendiera vuelo hacia el país centroamericano.

Poco después de la llegada del ex emperador a Panamá, el presidente Arístides Royo declaró que ofreció hospitalidad al sha por razones humanitarias.

LOS FUERTES INCIDENTES EN PANAMÁ

Es entonces que por la actitud complaciente del gobierno defacto panameño hacia los Estados Unidos, el 19 de diciembre de 1979, en horas de la tarde, diversas organizaciones del Movimiento Estudiantil universitario aglutinado en el Comité Coordinador del Movimiento Universitario Independiente (CCMUI ), realizó esta manifestación repudiando la presencia de este dictador, (ya en horas de la mañana los estudiantes Institutores habían realizado mitines en Santa Ana).

Dicha movilización universitaria fue reprimida frente a la Iglesia de Don Bosco en el corregimiento de Calidonia, en el centro de la ciudad capital.

El movimiento tenía como objetivo, rechazar el asilo que se le quería otorgar en nuestro país a este sanguinario Sha Iraní.

El régimen militar panameño rapidamente se preparó y movilizó un gran contingente de sus fuerzas represivas cercanas al lugar de la protesta.

Derrepente se dicta la orden para disolver la concentración con toda la fuerza posible y brutalidad; Desde otro lugar aparecen decenas de policías motorizados del tránsito, llegan velozmente junto a un grupo de paramilitares del G-2 (vestdos en civil armados y con toletes), que cayeron como perros rabiosos, y a punta de empujones, golpes, toletazos y patadas terminaron con esa acción pacífica de protesta.

Con la atros actitud violenta en el lugar, rodaron por el piso hombres y mujeres, dada la ferocidad como actuaron los represores; al poco tiempo el batallón de militares uniformados irrumpen también deteniendo a su paso,
a todo aquel que pudieran.

La peor parte de la golpiza la llevó el panameño Miguel Antonio Bernal, contra quien se ensañaron, y que fue hospitalizado con graves secuelas. De lo ocurrido llegó al hospital orinando sangre, por el desgarre de riñon que sufriera luego del enjambre de golpe que le propinaron los esbirros.

Bernal identificó a uno de sus berdugos apodado «Sangre».

Este fue otro de los episodios oscuros que ofreció la dictadura de Omar Torrijos durante su periodo.

1. Organizaciones universitarias se reunen y realizan pintas, rechazando el asilo de el Sha en Panamá.
2. Estudiantes del Instituto Nacional, también se unieron al repudio popular.
3. Serca de un centenar de militares y paramilitares participaron en esa barvara represión panameña.
4. A Miguel Antonio Bernal, lo golpearon hasta hacer que orinara sangre.
5. Ese 19 de diciembre de 1979, se demostró la mancuerna existente del régimen con los EEUU.HOY EN LA HISTORIA

EL RECHAZO POPULAR CONTRA EL EXILIO EN PANAMÁ DEL SHA DE IRAN

Por: Abdiel De León

La influencia de EEUU con el régimen militar torrijista era evidente, cuando a petición del coloso del norte fue complacido por la acogida de una solicitud hecha.

(Jimmy Carter pidió al general panameño Omar Torrijos que le diese asilo político temporal al Sha. Torrijos accedió, pero envió al ex dictador a la isla de Contadora, en el Pacífico panameño, una lujosa residencia tropical para el otrora poderoso jefe imperial persa, quien falleció después en Egipto en 1980).

ESTO FUE UN DETONANTE EN PANAMÁ

Luego de ser derrocado en su país el emperador persa Mohamed Reza Pahlavi de Irán, se le queria proteger en países amigos de EEUU.

La petición era que éste personaje fuese recibido en calidad de asilado político permanente.

Él, que hasta el 11 de febrero de 1979, fue el segundo y último monarca de la dinastía Pahlavi, en Irán, era también el último sha.

A causa del descontento popular y sus constantes atrocidades, su régimen autocrático fue derrocado y sale de su país rumbo a ESTADOS UNIDOS.

¿ COMO LLEGA EL SHA A PANAMÁ ?
(Publicación internacional de esa época)

«El sha de Irán abandona Estados Unidos para instalarse en Panamá»

JUAN GONZÁLEZ YUSTE desde Washington 16 DIC 1979.

El depuesto sha de Irán, Mohamed Reza Pahlevi, se trasladó inesperadamente ayer a Panamá, donde tiene intención de establecer su residencia permanente.

MÁS INFORMACIÓN

Sin reacción oficial en Teherán ante la salida del sha de Norteamérica El Gobierno de Teherán no había reaccionado oficialmente anoche a la salida del sha de Estados Unidos ni ante la resolución unánime de los quince jueces del Tribunal Internacional de La Haya, entre ellos un soviético.

El enviado especial de EL PAIS en Teherán, Félix Bayón, se puso en contacto telefónico con los estudiantes que mantienen secuestrados a 49 norteamericanos y un portavoz de los secuestradores se limitó a comentar: «Esperamos instrucciones.» Jomeini estaba reunido anoche, en Qom, con el Consejo de la Revolución.

En medio de extremas medidas de seguridad y en el mayor sigilo, el sha voló a Panamá en un avión militar norteamericano desde la base aérea de Lackland, en Texas, donde llevaba internado doce días.

La Casa Blanca distribuyó en la mañana de ayer un comunicado de prensa en el que se informaba de la salida del sha de territorio norteamericano.

El secretario de prensa presidencial, Jody Powell, indicó que «el Gobierno de Panamá confía en que conceder un lugar de residencia al sha contribuirá a encontrar una solución pacífica a la presente crisis».

Powell dijo también que el presidente Jimmy Carter había hablado telefónicamente con el presidente panameño, Arístides Royo, para agradecerle este gesto en nombre del pueblo norteamericano y elogiar su actitud humanitaria.

Desde el pasado día 2 de diciembre, el sha estuvo internado en un hospital militar de la base aérea de Lackland, cerca de San Antonio, en el estado de Texas. Durante estos días, y en el mayor secreto, se realizaron las negociaciones para que el depuesto sha encontrase un refugio fuera de Estados Unidos.

Hamilton Jordan, el polémico jefe de Gabinete de la Casa Blanca y amigo personal del presidente Carter, fue el encargado de tratar con el sha y con las autoridades panameñas, según se supo ayer. Jordan viajó a principios de semana a Panamá para ultimar detalles, voló después a San Antonio para hacer lo mismo con el sha y su séquito, regresó de nuevo a Panamá y, una vez conseguido el acuerdo, cuyos términos se desconocen, volvió a Washington el viernes por la noche, sólo unas horas antes de que el sha emprendiera vuelo hacia el país centroamericano.

Poco después de la llegada del ex emperador a Panamá, el presidente Arístides Royo declaró que ofreció hospitalidad al sha por razones humanitarias.

LOS FUERTES INCIDENTES EN PANAMÁ

Es entonces que por la actitud complaciente del gobierno defacto panameño hacia los Estados Unidos, el 19 de diciembre de 1979, en horas de la tarde, diversas organizaciones del Movimiento Estudiantil universitario aglutinado en el Comité Coordinador del Movimiento Universitario Independiente (CCMUI ), realizó esta manifestación repudiando la presencia de este dictador, (ya en horas de la mañana los estudiantes Institutores habían realizado mitines en Santa Ana).

Dicha movilización universitaria fue reprimida frente a la Iglesia de Don Bosco en el corregimiento de Calidonia, en el centro de la ciudad capital.

El movimiento tenía como objetivo, rechazar el asilo que se le quería otorgar en nuestro país a este sanguinario Sha Iraní.

El régimen militar panameño rapidamente se preparó y movilizó un gran contingente de sus fuerzas represivas cercanas al lugar de la protesta.

Derrepente se dicta la orden para disolver la concentración con toda la fuerza posible y brutalidad; Desde otro lugar aparecen decenas de policías motorizados del tránsito, llegan velozmente junto a un grupo de paramilitares del G-2 (vestdos en civil armados y con toletes), que cayeron como perros rabiosos, y a punta de empujones, golpes, toletazos y patadas terminaron con esa acción pacífica de protesta.

Con la atros actitud violenta en el lugar, rodaron por el piso hombres y mujeres, dada la ferocidad como actuaron los represores; al poco tiempo el batallón de militares uniformados irrumpen también deteniendo a su paso,
a todo aquel que pudieran.

La peor parte de la golpiza la llevó el panameño Miguel Antonio Bernal, contra quien se ensañaron, y que fue hospitalizado con graves secuelas. De lo ocurrido llegó al hospital orinando sangre, por el desgarre de riñon que sufriera luego del enjambre de golpe que le propinaron los esbirros.

Bernal identificó a uno de sus berdugos apodado «Sangre».

Este fue otro de los episodios oscuros que ofreció la dictadura de Omar Torrijos durante su periodo.

1. Organizaciones universitarias se reunen y realizan pintas, rechazando el asilo de el Sha en Panamá.
2. Estudiantes del Instituto Nacional, también se unieron al repudio popular.
3. Serca de un centenar de militares y paramilitares participaron en esa barvara represión panameña.
4. A Miguel Antonio Bernal, lo golpearon hasta hacer que orinara sangre.
5. Ese 19 de diciembre de 1979, se demostró la mancuerna existente del régimen con los EEUU.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *