agosto 26, 2021

¿Es rentable ser más grande? Lecciones de las armas extremas de los gorgojos jirafa guerreros

¿Cómo pueden los animales más grandes soportar el aumento de los costos energéticos al mantener armas desproporcionadamente grandes?

El artesano nepalí, Chandra Bahadur Dangi, ostenta el récord de ser el adulto de estatura más baja del mundo, con 54.6 cm (1 pie 9 ½ pulgadas). El humano más alto es Sultan Kösen, un granjero turco, casi cinco veces más alto con 2.52 metros (8 pies 3 ¼ pulgadas). En la naturaleza, las diferencias de tamaño entre los machos de una sola especie no son infrecuentes, pero en un nuevo artículo, un equipo del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), la Universidad de Auckland y la Universidad de Arizona, descubrió un caso de escarabajos machos que no solo son extremadamente distintos en tamaño, sino que también brindan una respuesta a un enigma de larga data en la biología evolutiva: ¿cómo pueden los animales más grandes permitirse el costo energético de fabricar y mantener armas desproporcionadamente grandes?

Casi una de cada cuatro especies en el mundo es un escarabajo: hasta ahora se han identificado alrededor de 350,000 especies de escarabajos. Se sabía que los gorgojos jirafa machos de Nueva Zelanda, Lasiorhynchus barbicornis, eran los escarabajos más largos del mundo, pero cuando los investigadores midieron las diferencias en el peso de los escarabajos más pequeños y más grandes, se llevaron una sorpresa:

“Cuando vi por primera vez los pesos de los machos más pequeños y más grandes, pensé que alguien había cometido un error”, comentó Ummat Somjee, becario Earl S. Tupper en STRI. “Pero los volvimos a pesar y obtuvimos los mismos resultados. Los machos más grandes son 30 veces más grandes que los más pequeños. Este es el rango de tamaño adulto más grande que conocemos de cualquier especie de escarabajo en el mundo”.

Y como muchos otros animales con armas para combatir (como elefantes con colmillos y antílopes con cuernos), los machos grandes tienen probóscides desproporcionadamente más grandes que las probóscides de los machos diminutos. Un macho grande domina a una hembra mientras ella pone un huevo, usando su probóscide extralarga como lanza para defenderse de sus rivales mientras la fertiliza. Pero a medida que los grandes machos compiten por la posición de arriba, uno de los machos más pequeños puede estar escondiéndose debajo de sus pies para fertilizar a la hembra. Debido a que ambas estrategias de apareamiento dan como resultado descendencia, persisten tanto los machos grandes como los pequeños.

En los bosques tropicales, cada gasto energético puede significar la diferencia entre la vida y la muerte. A Somjee le fascina la economía de la energía y busca inspiración en los insectos. Los gorgojos jirafa machos, literalmente encarnan enérgicas compensaciones. Las probóscides de los machos grandes son desproporcionadamente más grandes que las probóscides de sus homólogos más pequeños: así que a primera vista parece que los machos grandes invierten relativamente más materiales y energía en sus armas que los machos más pequeños. ¿Pero es éste realmente el caso?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *