julio 19, 2021

Francisco Sagasti: hablar de un próximo eje La Habana-Caracas–Lima “es un temor excesivo que desconoce cómo funcionan las cosas”

Este 28 de julio es la fecha inamovible del cambio de mando en Perú, y Francisco Sagasti, el cuarto presidente en cinco años de turbulencia política, todavía no tiene sucesor.

Al menos no si nos ceñimos a la formalidad.

Según el conteo de la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), Pedro Castillo, el candidato de un partido que se define como marxista y leninista, ganó la segunda vuelta electoral del 6 de junio por algo más de 44 mil votos de diferencia contra Keiko Fujimori, la hija del expresidente Alberto Fujimori.

La distancia entre ambos es de apenas el 0,23 por ciento del total de votos.

Y aunque una docena de misiones de observación internacional concluyeron que la jornada de votación fue justa y democrática, Fujimori denunció fraude y acusó al gobierno de encubrirlo.

Mientras su partido político, Fuerza Popular, presenta sucesivos recursos legales que deben resolverse antes de que pueda proclamarse oficialmente al nuevo Jefe de Estado, grupos de sus simpatizantes, a los que se han sumado movimientos de extrema derecha, convocan protestas y acampan en los exteriores del Congreso bajo carteles de “No al Comunismo” y “Terrorismo nunca más”.

Recientemente arrojaron piedras al auto del Ministro de Salud cuando llegaba a Palacio de Gobierno.

El presidente Francisco Sagasti, durante su última semana de gestión, acaso tan compleja como la primera, recibió a BBC News Mundo. Este es el diálogo

 La denuncia de fraude, respaldada por Mario Vargas Llosa, es una de las causas de esta polarización, y Fujimori le pide una auditoría de las elecciones. ¿No es mejor hacerla para bajar la tensión? Se propone a la OEA o la Unión Europea.

Pero sí ellos ya estuvieron en el proceso electoral. ¿Van a auditarse a sí mismos? Ellos fueron los observadores internacionales. Además, no me corresponde. Pedirles que auditen no es una función constitucional del Presidente.

Pero tras la proclamación lo podría hacer…

No, tampoco. El Jurado Nacional de Elecciones es un organismo autónomo. No lo puedo hacer en general, pero peor todavía si aún están contando los votos. Imagínese, si le pido auditoría a un organismo internacional que ha sido observador y que ya dijo que no hubo (fraude), es como decirle a la OEA que se enmiende la plana a sí mismo. Es un sinsentido.

Entonces, ¿en qué circunstancia sí se pide una auditoría?

Podría hacerse si es que la misión de observadores, como fue el caso de Bolivia, indica en su informe que hubo irregularidades. Eso no ha sucedido aquí.

Usted dijo que respaldar la idea de un fraude es comparable a respaldar las teorías terraplanistas

Lamentablemente, en este mundo de la postverdad, la gente cree lo que quiere creer. No necesariamente en función de la evidencia. Entonces, encontrará gente que tiene la evidencia delante de que la tierra es redonda, pero tiene 40 explicaciones para indicarle que eso es toda una ilusión.

Y si no hubo fraude, esperar la proclamación ¿no es sólo una formalidad? ¿Por qué no acelerar el proceso de trasferencia de mando si el país está en medio de una crisis sanitaria y económica?

Porque somos respetuosos de los plazos y autoridades.

Además, recuerde que en estos procesos hay dos etapas. Están primero los que reciben la información y luego la segunda etapa en la que, una vez designado el nuevo ministro, empieza a conversar con sus pares.

Los equipos de transición no estaban indicados, así que no sabíamos con quién conversar para la transferencia.

¿Es decir, ustedes están listos, pero no saben con quién conversar del otro lado?

Hasta que el JNE se pronuncie, lo que crea usted o yo, no tiene un asidero formal, legal. Y en esas circunstancias, un gobierno de transición y emergencia tiene que ser muy cuidadoso de respetar las formas como lo hemos hecho a lo largo de este proceso.

¿Es irresponsable de parte del fujimorismo presentar un recurso legal sobre otro para aplazar la proclamación?

No me corresponde a mí juzgar si es responsable o yo. Eso es para que lo hagan otras personas, o ellos mismos.

Lo que sí le puedo decir es que esa premisa de que cada día (que demora el proceso de transferencia de mando) puede costar vidas, me parece errada.

Nosotros tenemos un plan de vacunación ya puesto en práctica, así como la provisión de oxígeno y el aumento de camas UCI. Si quienes reciben estos cargos continúan con lo que venimos haciendo, no creo que habría manera de decir que se pierden vidas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *