agosto 7, 2022

La revisión de la ley orgánica de la Caja de Seguro Social

Por Ramiro Guerra. Abogado y cientista político.

En la semana por venir, se comienza el dialogo con relación a este tema.  Un tema que debe ser objeto de diálogo entre trabajadores, empleadores, gobierno y pensionados y jubilados, vengo observando, a algunos sectores que dicen interesarse por el tema, alistando maletas para hacer parte del diálogo; según noticias, la asamblea  nacional aspira a tener un representante en la mesa, igual los diputados independientes y hasta los partidos políticos. Seguro que la lista se ampliará. Muchas manos metidas en la masa terminan agriándola. El diálogo no es un escenario para hacer política.

En mi opinión, los temas de seguridad social, a nivel internacional, son de forzoso abordaje de un escenario tripartita. El tripartismo que históricamente ha sido jalonado por la Organización Internacional del trabajo, (OIT) y que es ley de la república de Panamá, es el escenario ideal para este diálogo. No quiero pensar, que saturar de actores sociales y políticos, en ese dialogo, en el fondo lo que busca, construir correlaciones de fuerzas, para imponer criterios y propuestas.  Hasta tengo conocimiento, el movimiento sindical, tiene una propuesta para considerar en el diálogo y me imagino los empleadores. El gobierno, a través del sr presidente, ha dicho tajantemente, que medidas paramétricas no; esperemos que honre su palabra.

El diálogo ha de procurar consenso. No se trata de imposiciones.        Según la OIT, muchos de los países que, en el pasado, establecieron el sistema de capitalización individual, vienen de regreso y vuelven sobre los pasos del sistema solidario – universal. En una ocasión, el subdirector de la Caja de seguro social, el Lic. Bustamante, sugirió esa posibilidad; es decir volver al sistema único de reparto definido. La idea me parece interesante.  Un aspecto de ese diálogo, deberá ser el aporte del estado, a la Caja de seguro social. Para en este tema, no debe problema. La cobertura de la institución alcanza a casi un 80 por ciento de la población. Justo entonces que el estado asuma su responsabilidad.

N0 estoy de acuerdo, con algunas opinión, en el sentido de que no puede iniciar el diálogo, porque no se sabe o no se conoce con exactitud, los números (estudio actuarial actualizado) . Lo que si sabe es que el flujo de caja, sobre todo en el programa IVM, revela una crisis ascendente. Esperar que una mañana, nos sorprendan, que los jubilados y pensionados, no van a cobrar, porque no hay dinero. Hay que evitar ese escenario.          Las soluciones, deberán garantizar a largo plazo, la sostenibilidad del programa y la Caja de seguro social.       Estamos a un gran desafío. La caja de seguro social es más que salud y pensiones. Es una de las principales instituciones de ahorro interno del país y su trascendencia en la economía, es   fundamental. Pretender politiquear con este diálogo, será un desastre.        Este diálogo, pondrá a prueba, nuestra capacidad de pensar y actuar como país y no intereses egoístas y mezquinos.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *