julio 4, 2021

Lucha constante para defender la identidad y nacionalidad panameña

Por: Abdiel De León

El viernes 4 de julio de 1961, se registraron violentas protestas en la ciudad capital de Panamá, en las que participó importantes dirigentes estudiantiles de la FEP, contra las celebraciones que, hasta ese año, hacían los norteamericanos juntos a algunos panameños para celebrar la independencia de Estados Unidos en Panamá.

Las organizaciones populares y de izquierda se prepararon para realizar las acciones en oposición a esa celebración por considerarla un atentado a la identidad y soberanía nacional.

La Asamblea de Legislación en debate realizado en sus operaciones constituidas a causa de las fuertes presiones generalizadas, dirigidas por dichas organizaciones panameñas y sobre todo por la juventud estudiantil del combativo ” Nido de Águilas”, dictan una resolución donde no se considera ‘Día de fiestas Nacionales’ oficiales las celebraciones de fechas independentistas extranjeras como: las de los Estados Unidos ( El 4 de Julio) y la de Francia (14 de Julio), que eran realizadas desde tiempos de la construcción canaleras por zoneitas, miembros de la oligarquía panameña, partidos políticos y personas sin conciencia nacional.

REMEMORANDO ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Al establecerse en 1914 la Convención de Límites de la Zona del Canal, la ciudad de Panamá quedó restringida, lamentablemente se convirtió en la frontera entre Estados Unidos y Panamá.

La calle posterior del Instituto Nacional se convirtió en el límite, establecido claramente con una cerca de alambre de ciclón, vigilada por la policía zoneíta, que restringía el ingreso de los panameños a ese exclusiva territorio.

En unas reflexiones, el doctor Eduardo Flores expresa que como respuesta a las demandas de soberanía de los panameños, Estados Unidos levantó esta alambrada a lo largo de la entonces llamada Avenida 4 de Julio.

Durante la Segunda Guerra Mundial, la población de la Zona del Canal creció, alcanzando más de 70 mil zoneítas.

El historiador indica que los soldados que venían de las guerras promovieron muchos de los locales comerciales de la denominada avenida 4 de Julio, convirtiéndola prácticamente, en una zona del vicios y perversión (” Área Rosa “) con gran cantidad de burdeles, bares, cantinas y clubes nocturnos.

Para los años 40, 50, 60 y principios de los 70 y durante los 80, bajo el apoyo de los distintos gobiernos complacientes hicieron que la vida económica dependieran y girara en torno a esa área cercana a la AvenidaCentral con esos negocios de vicios e inmoralidades.

La lucha no quedo ahí, en simples actos politiqueros y demagógicos, si no en reales acciones.

El estudiantado institutor forjó la pelea de reivindicar el espacio de la gesta patriótica y logra que por ley se estableciera el nombre de “AVENIDA DE LOS MÁRTIRES” a lo que antes le llamaban ‘Avenida 4 de julio’, ya que fue la principal arteria aorta de la lucha por la soberanía, triunfo que es palpable con una placa obtenida con el esfuerzo de los propios estudiantes.H

Hoy dicha placa se encuentra estampada a un costado de la puerta que conduce a esta importante vía del centro de la ciudad, que conduce al PUENTE DE LAS AMÉRICAS y al interior del país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *