abril 16, 2021

Ministro de Vivienda resuelve inquietudes sobre proyecto privado en Arraiján

Autoridades del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), con documentos y decretos en mano, atendieron a un grupo de voceros de comunidades del distrito de Arraiján, en la provincia de Panamá Oeste, opuesto a la construcción de un proyecto privado de siete torres cerca de su área, alegando distintas afectaciones como falta de agua, contaminación y futuras inundaciones.

El ministro Rogelio Paredes, acompañado de directoras del Viceministerio de Ordenamiento Territorial, resolvió las inquietudes, cuestionamientos y detalles técnicos a las moradoras del corregimiento de Juan Demóstenes Arosemena.

Agregó que no se regalan casas, es un desarrollo de la empresa privada con financiamiento privado, se califica al cliente y el Miviot no participa en esa selección, pero al final del camino se beneficia con la generación de mano de obra y mejorar la economía, dentro de un plan de recuperación económica.

“El ministerio se convierte en un facilitador de la gestión. Es un facilitador de los proyectos habitacionales; si la comunidad se siente afectada y si protesta por alguna razón, entonces tenemos que escucharla”, resumió.

Referente a la protesta por la falta de agua, Paredes explicó que el Instituto de Acueducto y Alcantarillados Nacionales (Idaan) ha expuesto que las construcciones deben ser autónomas y producir su propio recurso hídrico como perforación de pozos, de lo contrario no se estarían aprobando.

“El Miviot no tiene participación, porque no son sus proyectos. Son proyectos de la empresa privada aprovechando el Fondo Solidario de Vivienda. Esa es la única relación”, enfatizó.

El jefe de la cartera de Vivienda especificó que si ese proyecto no tiene sustentado cómo va a resolver el suministro de agua ya tiene un problema con el Idaan, debido a que en la cadena de aprobaciones el Miviot es el último que da el aval.

Igualmente, destacó que aclararon a la comunidad que donde se contempla el proyecto el área estaba como servidumbre, pero fue desafectada por la empresa de transmisión eléctrica Etesa, de ahí el terreno volvió a sus dueños originales y se vendió legalmente.

El ministro informó a los voceros de las distintas barriadas que el próximo 20 de abril se instalará la Junta de Planificación Municipal de Arraiján, la autoridad urbanística local que atenderá los temas de asignación de uso de suelo y demás permisos relacionados. “Allí se ventilarán todos estos problemas y el promotor tendrá que ver cómo los atiende”, precisó.

Subrayó que hay cerca de 100 mil soluciones habitacionales que atender en el país, que están entre el rango de 80 mil y 85 mil balboas hacia abajo que hay que cumplir.

“Si la empresa privada entiende que ese es el nicho y viene al Miviot para buscar esos 10 mil balboas por vivienda que no exceda los 70 mil balboas precio de venta, entonces estamos haciendo que se genere un interés especial en ese segmento donde precisamente esta la necesidad”, aseveró.

Paredes adujo que el déficit habitacional está complicado de reducir y en estos momentos de pandemia con más razón se requiere el apoyo de la empresa privada.

En el encuentro estuvieron por el Miviot, las arquitectas Blanca de Tapia, directora de Control y Orientación del Desarrollo; Minerva de Miranda, directora de Promoción de la Inversión Privada y Melissa de Suárez, asesora del viceministro de Ordenamiento Territorial; al igual que la ingeniera Mary Carmen Rodríguez, directora de Ventanilla Única.

Además, participaron el arquitecto Domiciano Córdoba, ingeniero municipal de Arraiján y el representante de Juan Demóstenes Arosemena, Isaac Figueroa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *