julio 22, 2024

Ministro Pino ordenó la destrucción 1,131 armas de fuego provenientes del delito

El ministro de Seguridad Pública, Juan Manuel Pino, ordenó la destrucción de mil 131 armas de fuego, provenientes del delito, con lo cual culmina un ciclo de 49 ceremonias formales de destrucción, en la lucha contra la delincuencia organizada.

Durante la administración del presidente de la República, Laurentino Cortizo, se destruyó un total de 42 mil 276 armas de fuego; 562 mil 959 municiones; 9 mil 910 proveedores; 6 mil 231 artefactos explosivos y 608 accesorios.

El ministro Pino señaló, que el trabajo va más allá de la destrucción de armas. Incluye prevención, rehabilitación y la creación de oportunidades, que alejen a los jóvenes de las garras del crimen organizado”.

“Es por ello, que cada arma destruida hoy no solo representa un objeto menos de violencia, sino un paso significativo hacia la paz y la seguridad de todos y constituye un golpe certero a las organizaciones criminales, que atentan contra la paz, el bienestar de la ciudadanía y la democracia social”, agregó el Ministro.

El representante de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Rubén Farje, reconoció la lucha frontal del gobierno panameño en contra de la proliferación de armas ilegales y destacó el alto nivel de profesionalismo que hay en el Ministerio de Seguridad Pública, con la implementación del proceso de destrucción armas, de acuerdo con los estándares internacionales.

Esta administración se enfocó en fortalecer los ejes estratégicos para prevenir, combatir y erradicar las armas ilegales, en aras de un ambiente ideal con calidad de vida para la familia y los jóvenes.

Prueba de esto, es el acuerdo interinstitucional suscrito con el Ministerio de Gobierno de 2021 a 2023, que consistió el programa de entrega voluntaria de armas de fuego por comida, denominado “Pacificando mi Barrio, Construyendo el Futuro”, que logró recuperar mil 515 armas de fuego; 92 mil 585 municiones; mil 141 proveedores; mil 74 artefactos explosivos y 428 accesorios.

Este programa se desarrolló en las provincias de Panamá, Colón, Veraguas, Chiriquí, Panamá Oeste, Coclé y en el distrito de Chepo, cuyo objetivo fue promover la convivencia pacífica, sacar la mayor cantidad de armas de los barrios y calles y mitigar los índices de criminalidad y violencia, como parte del compromiso del Gobierno Nacional con la seguridad del país.

“Continuamos mejorando nuestras legislaciones y capacitamos a nuestra Fuerzas Pública, para asegurar que las leyes se cumplan de manera efectiva y justa. Entendemos que el crimen organizado no conoce fronteras y por ello, se está fortaleciendo la cooperación con países vecinos y organismos internacionales, para desmantelar redes criminales y detener el flujo de armas ilegales”, explicó el titular de Seguridad Pública.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *