marzo 13, 2021

Miviot presenta a invasores del Nicolás Solano alternativa de lotificación con 450 metros titulados

Aquellas familias que invadieron un terreno estatal aledaño al Hospital público Nicolás Solano en el distrito de La Chorrera, en la provincia de Panamá Oeste, tendrán la alternativa de trasladarse para un lote más amplio, con sus servicios públicos, con comodidades y obtener sobre todo su título de propiedad correspondiente.

El ministro de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), Rogelio Paredes, encabezó este sábado un equipo local y gubernamental que conversó con las personas que ocupan el asentamiento para informarles que no pueden seguir en ese lugar, pero les presentó una opción de reubicación con avances para una lotificación de unas hectáreas hacia Las Mendozas, donde cada familia tendrá terrenos de 450 metros cuadrados y se planea una escuela y un mercado dentro de cuatro hectáreas.

“Es un área muy buena y esos lotes van a ser de ustedes, porque van a tener título de propiedad, las calles ya se cortaron, los lotes ya se midieron y solo falta que se haga la asignación, casa que sale de aquí, casa que se ubica allá. Podemos ayudarlos con transporte del ministerio para llevarlos”, explicó.

El ministro agregó que la propuesta en el corregimiento chorrerano de Herrera para la desocupación de la invasión va bien avanzada, pues los terrenos que les propone ya fueron adquiridos por el estatal Banco Hipotecario Nacional.

“Yo soy de los que cumplo mi palabra, y no solamente la cumplo, sino que cumplo las directrices del Órgano Ejecutivo, porque soy un funcionario del Gobierno y voy a cumplir con lo que establecen las leyes”, dijo Paredes, en el diálogo con los moradores.

En la visita, les pidió a las personas que suspendieran las construcciones habitacionales que realizaban, debido a que estaban levantando casas de bloques, pese a que ya la misma Gobernación de la provincia se había quejado recientemente que con las acciones cercanas como quema se afectaban a los pacientes del vecino nosocomio, que eran atendidos por la Covid-19.

Paredes fue enfático al indicarles que donde se mantienen ahora no es un lugar para habitar, van a tener en contra siempre encima a las autoridades, el problema de las malas conexiones eléctricas conocidas como telarañas, el agua improvisada, hacinamiento, las quejas de los alrededores, sin parada de buses y la posición desfavorable del Gobierno Nacional en que se mantengan ahí.

De acuerdo con un primer censo del Miviot, se contabilizaron 232 familias, posteriormente aumentaron a nueve familias más y cuando el equipo de la Dirección de Desarrollo Social ejecutó un último operativo en la madrugada hace unas semanas contabilizó 452 familias en la invasión, casi se había duplicado.

La posición del Gobierno Nacional es ayudar a las familias que requieren el apoyo, facilitarles el acceso a los servicios básicos, permitirles obtener la titularidad de las tierras al reubicarse al nuevo sitio y poder desocupar esa invasión en el corregimiento de Playa Leona, cuyas tierras no son adecuadas para vivir.

En el recorrido estuvo la viceministra de Vivienda, Daniela Martínez López; la gobernadora de Panamá Oeste, Sindy Smith; el alcalde de La Chorrera, Thomás Velásquez; los diputados Roberto Ábrego y Lilia Herrera; el representante de Playa Leona, Marcel Rivera; directores del Miviot; autoridades locales y miembros de la Policía y Migración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *