julio 14, 2024

Mulino seguirá ejemplo de Milei para acabar con la «fiesta de millones»

El nuevo presidente de Panamá, José Raúl Mulino, sostuvo este martes una conversación vía telefónica con el presidente de Argentina, Javier Milei, en la que manifestó el deseo de seguir su ejemplo en el país centroamericano para acabar con la «fiesta de los millones» despilfarrados.

«Aquí empezando a trabajar el primer día con mucho ímpetu siguiéndole su ejemplo», le dice Mulino a Milei, según un video compartido en X.

Milei felicitó en esa llamada a Mulino tras asumir en la víspera la presidencia de Panamá. El mandatario argentino también le envió buenos deseos para «los desafíos que tiene que enfrentar», unas palabras que el presidente panameño agradeció.

«Le agradezco muchísimo la llamada de Argentina, para nosotros es muy importante y sobre todo en el vuelco que usted (le ha dado) a la política argentina que tiene mucho en común con el vuelco que tengo que dar aquí para parar la corrupción y parar la fiesta de los millones que nos endeudó en 50.000 millones de dólares», señaló Mulino.

Agregó, además, que así es como está «arrancando» su «primer día como presidente con menos 50.000 millones en el tanque y evidentemente tengo que hacer una limpieza muy profunda».

Mulino reconoció a Milei que ha seguido «mucho» su discurso, pero aceptó no tener la «capacidad de pasar una ley» como la suya (la conocida en su momento como ley´Omnibus´) en referencia al polémico paquete de reformas económicas en Argentina, aprobado el 28 de junio tras seis meses de arduo trámite parlamentario e intensas protestas.

«En la parte operativa si tengo que recoger mucha plata (dinero) que se bota aquí todos los días», añadió.

El reciente presidente hizo ese guiño, pues durante su época como ministro de seguridad bajo el Gobierno del exmandatario Ricardo Martinelli (2009-2014) – al que sustituyó en las elecciones del 5 de mayo después de ser inhabilitado por corrupción y asilarse en la embajada de Nicaragua- se intentó impulsar la conocida «ley chorizo», que modificada normas de aviación comercial, código Penal, Justicia y Laboral entre otros.

Esa polémica ley derivó en una represión en julio de 2010 de protestas de trabajadores bananeros que se habían declarado una huelga en la provincia de Bocas del Toro, frontera con costa Rica, y que culminó con un saldo de dos muertos, decenas de heridos y más de un centenar de detenidos.

«Si usted va y le dice a la gente lo que recibió y hace el ajuste, la gente acompaña. Eso es lo que le podría comentar de mi experiencia. Es decir, le hablé a la gente con la verdad desde el primer día y dije ‘voy hacer esto, va a doler’ pero es el camino», apuntó Milei.

A lo que Mulino contesta: «Lo hice en mi discurso de ayer. Para que desde el primer día estemos claros que lo que va a pasar es un ajuste grande y no estoy pegando mentiras. Lo tengo que hacer porque tengo que sobrevivir y tengo que no perder el grado de inversión, muy importante para nosotros».

«Si no lo hace, la propia realidad se lo va a llevar puesto. Entonces, es un falso dilema porque si no ajusta termina mal», advirtió el mandatario argentino.

La conversación entre ambos jefes de Estado se basó en tratar asuntos económicos y concluyó con la promesa de Mulino de poner un embajador en Argentina » de primer nivel» y «cercano» a él.

Mulino asumió este lunes la presidencia de Panamá para los próximos cinco años bajo la promesa de austeridad del gasto, más obras públicas y la atracción de inversiones, así como recuperar la reputación del país en los mercados y la comunidad internacional.

En un discurso de casi una hora Mulino, de 65 años, recalcó que recibe un país con una deuda de 50.000 millones de dólares, casi «duplicada» por el Gobierno anterior de Laurentino Cortizo (2019-2024), y una situación fiscal que hizo perder parcialmente al país el grado de inversión.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *