mayo 11, 2021

Panamá invierte en la formación de estudiantes originarios en la carrera de ingeniería forestal

Diez (10) jóvenes procedentes de las etnias Emberá, Wounaan y Guna recibieron una beca completa para estudiar la carrera de ingeniería forestal en la Universidad Nacional de Ciencias Forestales (UNACIFOR) que opera en Honduras, considerada una de las más prestigiosas en temas forestales y agrícolas del continente.

Los estudiantes fueron seleccionados por sus notables índices académicos,  dijo  William Barrigón, secretario ejecutivo de la Nación Emberá, quien manifestó que este logro forma parte de la alianza que esta población mantiene con la actual administración del Ministerio de Ambiente, que junto al Instituto para la Formación y Aprovechamiento del Recurso Humano (IFARHU) gestionó las 10 becas.

El beneficio consiste en  40 mil balboas por cada estudiante, lo que implica la cobertura de todos los gastos que comprenden los 4 años en los que se extiende la carrera en el país centroamericano;  una inversión que hace el Estado para formarlos como profesionales de las ciencias forestales, una cartera que de acuerdo con el ministro de Ambiente,  Milciades Concepción, tiene un déficit de personal en todo el país.

Durante el acto de despedida, organizado por las autoridades de los Congresos Emberá de Alto Bayano, el de Tierras Colectivas, el Nacional Wounaan, junto a las Secretaría ejecutiva de la Nación Emberá, el ministro Concepción destacó que los estudiantes seleccionados provienen  de una de las áreas con más riqueza boscosa y con la mayor biodiversidad del país y del mundo.

“La misión de ustedes como becados para estudiar ingeniería forestal en  una de las mejores universidades de América Latina será proteger la riqueza del área oriental del país,  trabajando en reforestar lo deforestado y regenerar las áreas alteradas por la actividades humana. Esa es la misión al volver en 4 años”, dijo Concepción.

Así mismo, el titular de Ambiente subrayó  que esta inversión que hace el Gobierno en formar a estudiantes de las áreas indígenas en temas forestales obedece a que debe ser su  propia gente la se hagan cargo de su protección.

Una de las estudiantes beneficiadas es Yitzel Duinaza, quien luego de culminar con mucho esfuerzo y sacrificio su bachiller del Instituto Agropecuario de Darién en Yaviza, y residente del corregimiento de Las Blanca en la Comarca Emberá Wounaan dijo que cada vez son menos los jóvenes originarios interesados en la preservación de sus bosques, indicando que espera que esta oportunidad que ellos recibieron despierte el interés de otros jóvenes de las comarcas, en especial a las mujeres que también deben ser parte de las actividades agropecuarias de estas zonas.

Iniquilipi Chiari, actual jefe de la Oficina de Asuntos Indígenas de MiAMBIENTE, por su parte manifestó que esta unidad dará seguimiento al desarrollo de los estudiantes durante los 4 años, agregando que se realizan las gestiones para  beneficiar del mismo modo a jóvenes de las etnias Ngöbe, Buglé, Bribri y Nazo.

El acto contó con la presencia del director general del IFARHU Bernardo Meneces, la viceministra de Ambiente Cindy Monge, los gobernadores de Guna Yala, la comarca Emberá Wounaan, los alcaldes de Cemaco, Sambú,  y los presidentes de todos los congresos que conforman la población Emberá y Wounaan.

Cabe destacar que el Ministerio de Ambiente, a través de la Oficina de Asuntos Indígenas  ha mantenido una serie de acercamientos con el Pueblo Emberá y Wounaan para tratar temas de conservación, específicamente sobre el proyecto para la protección y restauración de los bosques ancestrales que poseen y en los que ejercen gobernanza que comprenden una extensión territorial de 1.1 millón de hectáreas aproximadamente, que abarcan desde los macizos boscosos fronterizos entre Panamá y Colombia, la región del Bayano y la cuenca del Canal de Panamá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *