abril 16, 2021

Panamá la gran oportunidad a nivel mundial de inversión en el sector inmobiliario

Por Roberto Rollón, Consultor del sector inmobiliario

 

El sector inmobiliario panameño se ha distinguido por su dinamismo. A pesar de que el movimiento ha disminuido como consecuencia de la pandemia por COVID-19, Panamá sigue siendo un país ideal para vivir e invertir.

La inversión que ha obtenido en los últimos años, ha proporcionado grandes oportunidades para el mercado inmobiliario y para los inversionistas.

La revista “International Living” ubicó a Panamá en el segundo lugar entre los mejores sitios para jubilarse, subiendo algunas posiciones en comparación al 2019. La revista americana enfatizó que incluso en la Ciudad de Panamá los precios inmobiliarios son relativamente bajos.

Actualmente un inversionista local debe abonar un 10% de cuota inicial, mientras que el extranjero un 30%.

Panamá es un territorio de total libertad económica, siendo un destino perfecto para empresarios y ejecutivos que buscan apostar por un mercado estable. Entre los factores positivos destacamos:

La economía de Panamá crece de manera constante pese a la crisis. Según el Fondo Monetario Internacional, la tasa de crecimiento promedio en los últimos diez años es del 8%.

La Inversión extranjera está protegida. El Código Civil panameño, la Constitución y la “Ley de Inversión Extranjera” brindan garantías para que los inversionistas gocen de los mismos derechos que los panameños en términos de propiedades.

El mercado inmobiliario está regulado. La industria inmobiliaria panameña está organizada de manera segura para garantizar la protección de la inversión.

Panamá ocupa el séptimo lugar a nivel internacional en accesibilidad a servicios financieros y décimo tercer lugar en acceso al crédito. La política bancaria de Panamá otorga préstamos hipotecarios por un balance mayor que el costo del bien, además ofrece una tasa de interés razonable y tasas bajas para los que aplican a las viviendas de interés social y preferencial, muchas entidades bancarias en la Ciudad de Panamá brindan un plazo máximo de 30 años.

Invertir en Panamá tiene otros beneficios adicionales a su potencial económico, ya que sigue siendo un país seguro y estable comparado con otros de la región, su infraestructura está en constante mejora y cuenta con un clima muy favorable y con incentivos fiscales relacionados con las inversiones.

Panamá tiene una posición codiciada en el mercado estratégico de arrendamiento y venta de bienes raíces. A diferencia de otros países, la industria del sector terciario se ha ajustado de acuerdo a las necesidades de los inversionistas inmobiliarios. Si este interés se mantiene con el tiempo, Panamá puede lograr una mejor posición en esta industria altamente competitiva a nivel mundial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *