junio 24, 2021

¿Por qué Panamá es el mejor país de la región para invertir?

Panamá será el país con el mayor crecimiento económico de toda América Latina, según proyecciones del Banco Mundial. El organismo considera que este esperanzador pronóstico debe ser acompañado por un aumento en las inversiones nacionales y extranjeras para tener mayor impacto positivo en la economía. Y ciertamente, el país se posicionó en el último tiempo como el mejor de la región donde invertir. Así lo entiende el empresario y consultor inmobiliario, Roberto Rollón, quien considera que la nación reúne todas las condiciones para convertirse en un polo de atracción de inversiones: tiene una economía fuerte y estable, pese a las consecuencias negativas que causó la pandemia por la COVID-19 durante 2020; consta de más de 11 zonas francas; ha firmado varios acuerdos de libre comercio y ofrece incentivos fiscales para que ello suceda.

El inversionista apostó por el país como centro de sus negocios al llegar de Europa y los resultados le brindaron la seguridad necesaria para entender qué elegir Panamá tiene grandes ventajas tanto para empresarios nacionales como extranjeros. Así, se decidió a posicionar la Marca Panamá como Marca País, y conectar a quienes desean invertir con los principales actores del sector, brindando respaldo y asesoramiento. De esta manera, lograr potenciar al país y su economía, generando empleo.

Uno de los beneficios que ofrece el país es que cuenta con marcadas oportunidades de crecimiento y desarrollo de negocios en diversas áreas. El nicho de bienes raíces es una buena opción de inversión, pero la seguridad de sus divisas, gracias al dólar estadounidense y su economía en recuperación estable; además de su posición geográfica estratégica, lo vuelven un país clave y seguro también para los sectores minero, comercial, de turismo, logístico, financiero y marítimos de alcance global.

Ley Emma, una legislación de respaldo para la inversión

El gobierno panameño entendió la importancia de la inversión y de la cooperación público privada para el desarrollo del país. La apuesta por brindar incentivos a la inversión y fiscales se traduce en una decisión estratégica para dar estabilidad y predictibilidad.

En 2020 se sancionó la Ley Emma, que crea un régimen especial para que las empresas multinacionales se establezcan y operen en Panamá. El objetivo es atraer más inversiones, generar puestos de trabajo y que las empresas que operen de esta manera, transfieran tecnología y promuevan la capacitación laboral del personal del país.

“Las empresas multinacionales se podrán beneficiar de nuestra posición geográfica privilegiada y de nuestra mejor ventaja comparativa que es la conectividad, por medio de un régimen de incentivos integrales que incluyen incentivos fiscales, migratorios, laborales y aduaneros, además de capitalizar las bondades de los regímenes especiales ya existentes”, dijo el ministro de Comercio e Industrias (MICI), Ramón Martínez, al sancionarse la ley.

Sobre la Ley Emma

  • “La Ley EMMA es una iniciativa para convertir a Panamá en un país más competitivo a través de la atracción y operación de fábricas multinacionales al país”, destacó el titular del MICI.
  • El régimen EMMA está dirigido a empresas nacionales o extranjeras que desde Panamá presten servicios de manufactura, ensamblaje, re-manufactura, acondicionamiento, mantenimiento y reparación de productos, servicios de desarrollo de productos, investigación o innovación de productos o procesos, además de servicios logísticos, a su mismo grupo empresarial
  • Forma parte de las acciones del plan de Recuperación Económica anunciadas por el gobierno.
  • Está basada en el régimen SEM, que generó más de 7 mil puestos de trabajo por la instalación de 158 compañías multinacionales, así como inversiones por el orden de los $1,100 millones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *