julio 13, 2021

Potenciar los ingresos y el manejo eficiente del gasto son puntos claves para el MEF

“En el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), vemos diariamente cómo potenciar los ingresos y al mismo tiempo reducir y ser más eficiente en el manejo del gasto operativo, no solo para impactar el presupuesto del 2021, que debemos cerrar con un déficit no mayor al 7.5%, sino para que en el año 2022 se reduzca a un 4%”, afirmó el ministro encargado del MEF, Jorge L. Almengor C.

 La Ley 185 del 25 de noviembre de 2020 de Responsabilidad Social Fiscal aumentó los topes del déficit para el 2021 entre 7% y 7.5%. Luego bajará en el 2022 a 4%, asimismo en el 2023 y 2024 se fijó en 2%, mientras en 2025 disminuirá a 1.5%.

 Almengor sostuvo que faltando tres años de administración del presidente Laurentino Cortizo Cohen, se tiene mayor rigidez en el uso de los recursos presupuestarios, priorizando las inversiones públicas para que tengan mayor impacto socioeconómico a nivel nacional.

 Esto se hace, asegura el Ministro encargado, tomando en cuenta que el Estado es uno de los agentes económicos más importantes del país. “Nosotros necesitamos también el apoyo y el fortalecimiento de las inversiones privadas tanto locales, como internacionales para recuperar la capacidad productiva y los empleos que se han visto afectados por la pandemia y para lograrlo se tomaron acciones importantes, como la ley de asociaciones público privadas”, recalcó.

 Al tratar el tema de la deuda pública, Almengor sostuvo que el objetivo es cada vez depender menos del endeudamiento, sin embargo, obviamente en la medida que se mantenga un déficit, ese déficit tiene que ser financiado mediante deuda pública.

 “A la fecha, ya hemos contratado aproximadamente, el 80% de las capacidades requeridas desde un punto de vista de financiamiento para este año y en la medida que generemos más ingresos de lo presupuestado, es altamente probable que tengamos que contratar menos deuda para cerrar esa brecha de déficit en este año en particular”, recalcó.

 De acuerdo con Almengor, el mensaje de esperanza al cierre del mes de junio de 2021, es que se han recaudado en ingresos corrientes aproximadamente B/. 2,758 millones, lo que quiere decir un 31.8% por encima de lo que teníamos presupuestado a la fecha y un 23.7% con respecto al 2020 que fue un año casi perdido”, aseguró el ministro encargado. “Esto ayuda a tener una perspectiva de que, al cierre de este año, muy probablemente, vamos a estar cumpliendo con las metas presupuestarias de ingresos”, precisó.

 Sobre el crecimiento económico señaló, que al ser Panamá una economía abierta y basada en servicios, podremos recuperarnos más rápido de la caída de casi un 18% que se tuvo en el 2020 con respecto a otros países, por eso la proyección para Panamá, es que será el segundo país de mayor crecimiento en la región de América Latina para este año y probablemente para el 2022.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *