mayo 15, 2021

Siete familias de comarca Ngäbe Buglé cambian viejas estructuras por viviendas seguras

Siete familias residentes de la comarca Ngäbe Buglé, que habitaban en condiciones deplorables y necesitaban apoyo gubernamental, cuentan hoy con viviendas nuevas, que permiten mejorar sus condiciones de vida.

 Melquisedeth Moreno cumplió el sueño de tener una casa propia y, de paso, se convirtió junto a su abuela, Nivia Cuevas Atencio, de 52 años, en los primeros beneficiarios en recibir un techo confortable por parte del Gobierno Nacional, tras sufrir los embates del huracán Eta, que azotó la región a finales de 2020 donde perdió a sus padres y hermanos.

El evento natural en el corregimiento remoto de Boca de Balsa provocó un deslave sobre su residencia, donde fallecieron en total cinco miembros de la familia.

Ellos, quienes viven en la comunidad Cerro Limón No. 2, ubicada en área de difícil acceso en el distrito de Besikö, recibieron una solución habitacional, con la modalidad del Programa de Gradualidad Residencial Social, conocido como Plan Progreso, de 42 metros cuadrados con tres recámaras, sala-comedor, cocina, baño higiénico, lavandería y un pequeño portal.

Melquisedeth, hoy huérfano de 5 años, está bajo la protección de su abuela y ambos fueron captados por el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial viviendo agregados en casa de un familiar en una estructura de un solo cuarto levantada de techo de zinc, paredes de madera y piso de tierra.

Dentro de su precariedad, los gnäbes no contaban con el suministro de energía eléctrica y el agua para consumir la obtienen de un pozo comunal, además se dedican a la agricultura de subsistencia.

El Gobierno Nacional, a través de Transformando Vidas, amobló la vivienda y brindó enseres para la comodidad y bienestar de las personas.

Adicional en el distrito de Nole Duima, en el corregimiento de Hato Chamí, se impactaron cinco familias y otra en el corregimiento de Dikeri, en el distrito de Müna, con una casa de dos recámaras, sala-comedor, cocina, baño higiénico, lavandería y un pequeño portal.

En un evento en el gimnasio municipal del distrito de Kankintú, el presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, acompañado del ministro Rogelio Paredes, entregó diferentes beneficios a familias de la comarca, para lograr su bienestar.

Sin embargo, las familias favorecidas con viviendas y mejoras recibirán los certificados de sus obras sociales posteriormente. En el acto, Paredes le dio los certificados al gobernador de la comarca Ngäbe Buglé, Juan Palacios y al director regional del Miviot, Ismael Tugrí, para que se los hicieran llegar físicamente a las familias, debido a que viven en áreas remotas y hay un mal temporal en la región.

Los beneficiarios en Nole Duima son las familias integradas por Roxana Palacio, Dominga Rodríguez, Lurbys Montezuma, Melquin Carpintero y Yolanda Arango. Y en Müna fue favorecido Agapito Jiménez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *