febrero 22, 2021

Suntracs censuró patraña de los Varelaleaks en noviembre del 2019

El 18 de noviembre de 2019 el SUNTRACS dejó clara su posición respecto a esta patraña. Nuestras acciones hablan por nosotros y son la mejor respuesta a esas calumnias.

COMUNICADO SUNTRACS

SOBRE LOS “VARELALEAKS”

Buscan festinar sobre los chats entre el ex Ministro de Trabajo, Luis Ernesto Carles, y el ex presidente, Juan Carlos Varela, intentando implicar al SUNTRACS, CONUSI y otras organizaciones en turbias componendas con el pasado gobierno. En el fondo lo que hay es el interés de desviar la atención de la opinión pública sobre los bochornosos hechos que involucran a prominentes figuras del poder económico, políticos tradicionales y medios de comunicación.

Al respecto decimos lo siguiente:

Todo es basura e inmundicia en estos chats que desnudan las lacras y mafias que históricamente han gobernado y que han controlado este país.
De esos chats del ex ministro Carles no hay un solo que pertenezca a alguno de los dirigentes de nuestras organizaciones.
Todos los chats aparecidos son del ex Ministro de Trabajo en su fanfarronería y evidente afán de mostrar lealtad y congraciarse con el ex presidente.
Resultan contradictorios porque en el desarrollo de sus intercambios luego muestran todo lo contrario a lo que inicialmente afirmaban, queda evidente la preocupación y el reconocimiento de ambas figuras de que ni con amenazas de represión, chantajes u ofrecimientos pueden frenar el accionar combativo de nuestras organizaciones.
Eso se demuestra claramente en la huelga en Minera Panamá (First Quantum Minerals), en la huelga de COPA, en la huelga más larga de la historia de la industria de la Construcción de abril de 2018 y en otros conflictos laborales y sociales.
Nunca cedimos en defensa de los intereses de los trabajadores ni en nuestra denuncia contra la corrupción. Ayer, como hoy, seguimos exigiendo investigación y castigo para los responsables de estos delitos de todos los gobiernos. Cárcel para los corruptos y que devuelvan lo robado. Así lo demuestran las propias marchas y conferencias de prensa citadas por el ex ministro.
Conferencia de prensa de 29 de julio 2017 dónde se reafirmaba nuestras denuncias contra todos los estamentos del estado, todos los partidos políticos, figuras incluido el propio ex presidente. No son los corruptos los que pueden juzgar a corruptores ni al revés.

Estas acciones se siguieron haciendo a lo largo del pasado gobierno, muchas ocultadas por los medios de comunicación. Esta es la prueba y la fuerza moral de quienes sabemos tenemos la verdad de nuestro lado. Hoy nos reiteramos en esas posiciones y no cambiamos ni una sola letra.

Los chats sí revelan otros hechos graves: confesiones de que se actuó ilegalmente en favor de Minera Panamá, en cuanto a la contratación de extranjeros más allá de lo que dicta la ley, registro ilegal de contratos, el no pago de liquidaciones, entre otras violaciones a los derechos de los trabajadores. Súmele a ello la represión, los detenidos, el corte de las comunicaciones y los procesos penales amañados abiertos y que siguen como el que se entabló contra el compañero dirigente de SUNTRACS en Coclé, Adolfo Llerena.
También evidencia parcialidad del Gobierno con la empresa COPA y cómo sus propietarios, entre ellos Stanley Motta y Pedro Heilbron, utilizan el Consejo de Seguridad y presionan a las autoridades para perseguir a dirigentes sindicales.
Estos chats, como el resto que se han difundido, evidencia cómo se interfiere con la justicia, cómo desde el poder se manipula con los medios de comunicación a su servicio, cómo se utiliza el Gobierno para negocios, cómo se influye en el Tribunal Electoral, cómo a cambio de prebendas, planillas, becas y libretas de lotería se fraguó el Pacto de Gobernabilidad de todos los partidos en la Asamblea, cómo un periódico armaba expedientes, cómo se controlaban grupos denominados de sociedad civil, cómo se maneja la política exterior a favor de intereses creados, cómo se compran y se venden los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, cómo se manifiesta el racismo y la discriminación de gobernantes, cómo interviene la embajada gringa en nuestros asuntos internos, cómo se otorgan contratos y concesiones a transnacionales y empresas locales, cómo altas figuras del PRD y otros partidos gozan de impunidad pese a los delitos cometidos, cómo banqueros y empresarios pedían favores y cómo siguen impunes quienes pincharon y saquearon las arcas del Estado.
Así ha sido siempre y siempre lo hemos denunciado. Por eso insistimos en una Asamblea Constituyente Originaria con plenos poderes para barrer con esta podredumbre.
En todos los gobiernos, en aras de solucionar conflictos de todo tipo se abren canales y espacios de diálogo y negociación. No caen del cielo, son conquistados en la lucha. En ellos hemos actuado responsablemente, con transparencias y siempre en defensa de los intereses de los trabajadores y de nuestro pueblo. Los chats hasta ahora publicados de nuestros dirigentes en otros Varelaleaks difundidos y que reconocemos como tales, así lo demuestran. No tenemos nada que ocultar ni nada de qué arrepentirnos.
Exigimos que los hechos difundidos de interés público sean investigados, así como la difusión de estas comunicaciones que demuestran que el sistema de espionaje y pinchazos adquirido por el gobierno de Martinelli y sus agentes sigue operando y son fuente permanente de chantaje y de intimidación.
Panamá, 18 de noviembre de 2019.

¡Sin Luchas no hay Victorias!
¡La pelea es peleando!
¡Asamblea Constituyente Originaria contra la Corrupción!
¡No más parches!

SUNTRACS
SINDICATO ÚNICO NACIONAL DE TRABAJADORES
DE LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN Y SIMILARES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *