junio 16, 2024

Centroamérica Cuenta se celebra en Panamá en homenaje a la libertad de expresión

La XI edición del Festival Centroamérica Cuenta, dedicada a la poeta nicaragüense Claribel Alegría en el centenario de su nacimiento, abrió este miércoles en Panamá, país que lo acoge por primera vez, con un alegato de su creador, Sergio Ramírez, en defensa de la democracia, la libertad de palabra y la relevancia cultural de la región. Ramírez, escritor nicaragüense y Premio Cervantes, destacó en sus palabras inaugurales que desde su creación en 2013 Centroamérica Cuenta ha buscado dar «relevancia cultural» a una región del mundo que, muchas veces, destella en las noticias «más por sus crisis y carencias que por sus logros».

En esa vía, el autor de ‘Castigo Divino’ (1988) y ‘Tongolele no sabía bailar’ (2021) dijo que desde un principio la idea fue la de crear un puente de «doble vía» para hacer visibles a los escritores de la región más allá de las fronteras centroamericanos, y que los creadores y lectores de otras latitudes «advirtieran la riqueza y la diversidad de nuestra literatura». Desde su inicio el festival ha «enriquecido la visión de Centroamérica» haciendo que su creación literaria sea reconocida «como una señal de identidad propia (…) más allá de cualquier consideración ideológica o política», indicó Ramírez.

Afirmó que es por eso que «el espíritu de la libertad es el santo y seña del festival». Ramírez, despojado de la nacionalidad por las autoridades de su país en 2023, defendió que «la literatura es precisamente crítica porque es libre, y no puede vivir sino en libertad».

El novelista hizo hincapié en que cuando la libertad se halla en peligro, o bajo agresión, hay que «defenderla con toda energía», al tiempo que urgió a que «cuando un periodista que es reprimido porque informa y porque investiga, y porque prefiere el riesgo de escribir lo que sabe a la seguridad de callarse, el escritor que crea no puede mirar hacia otro lado».

Ramírez aprovechó el momento para homenajear desde la distancia al guatemalteco Jorge Rubén Zamora, un periodista que, resaltó, está «injustamente preso en su país por ejercer su papel insoslayable de investigar la corrupción, uno de los peores males de nuestros sistemas políticos y de nuestra».

Dentro de esa perspectiva, Ramírez manifestó que «la democracia será siempre sustancial a la libertad de palabra», que «allí donde la palabra libre muere, habrá muerto la democracia», y remarcó que Centroamérica Cuenta «es un festival que defiende la democracia, precisamente porque es un festival que defiende la libertad de palabra».

Centroamérica Cuenta se fundó en Managua en 2013 por Sergio Ramírez para contribuir a la proyección y difusión de la literatura iberoamericana desde Centroamérica.

Hasta 2017 su sede fue Nicaragua, pero desde el 2019, a raíz de la crisis política y social que se vive en ese, se ha realizado en Costa Rica, Guatemala, Madrid y República Dominicana. En 2023 el festival cumplió una década, habiendo realizado más de 600 eventos.

En esta edición de Panamá, los principales aliados del festival son la Cooperación Española, la Unión Europea, el CAF- Banco de Desarrollo de América Latina, el Ministerio de Cultura de Panamá, la alcaldía de Panamá y el Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF), a lo que se suma la Agencia EFE entre los medios de comunicación colaboradores.

«Este evento, que reúne a las voces más destacadas de nuestra región, es una celebración de la creatividad, la imaginación y la narrativa que florecen en nuestras tierras», dijo la ministra panameña de Cultura, Giselle González, quien señaló que la «visibilización de Panamá y de sus talentos en el escenario global es una de las prioridades fundamentales» de la entidad que preside.

El festival es una «plataforma excepcional para lograr este objetivo y nos sentimos orgullosos de ser parte de esta iniciativa que celebra y promueve la riqueza literaria de Centroamérica», expresó González.

La directora de Centroamérica Cuenta, Claudia Neira, dijo que en este «primer desembarco literario» en Panamá», el evento cuenta con la participación de más de 50 voces de la literatura, el cine, la música, y el periodismo, procedentes de 14 países que harán posible más de 40 actividades.

Participan la nicaragüense Gioconda Belli, el salvadoreño Horacio Castellanos Moya, el guatemalteco Rodrigo Rey Rosa, la costarricense Dorelia Barahona, la hondureña María Eugenia Ramos, el panameño Juan David Morgan, la dominicana Soledad Álvarez o el mexicano Juan Villoro.

También el colombiano Santiago Gamboa, el chileno Alejandro Zambra, el argentino Eliezer Budasoff, el venezolano Daniel Centeno Maldonado, el portugués José Luis Peixoto o los españoles Luis García Montero y Nadal Suau, y la argentina Claudia Piñeiro.

«Para nosotros es el inicio de un nuevo trayecto que salda una vieja deuda que teníamos con ustedes; y estamos seguros de que no será la única vez. Sin duda, Panamá se queda con nosotros», afirmó Neira.

A su vez, Daniel Domínguez, ensayista, profesor y crítico de arte panameño, invitado permanente a Centroamérica Cuenta desde 2015, dijo a EFE que este es festival que ha «sobrevivido a los delirios de un gobierno cuestionable que intentó silenciarlo y ha contribuido a que las realidades de nuestros países sean narradas por sus propios escritores».

«Que Centroamérica Cuenta ocurra en Panamá demuestra que, a veces, los sueños más queridos sí se pueden cumplir», destacó Domínguez.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *