junio 15, 2024

EEUU conmemora 22 años de los atentados del 11 de septiembre

Los estadounidenses recuerdan el horror y el legado del 11 de septiembre y se reúnen este lunes en monumentos conmemorativos, estaciones de bomberos, ayuntamientos y otros lugares para conmemorar el 22º aniversario del ataque terrorista más mortífero en suelo estadounidense.

Las campanas repicaron en la zona cero y los solemnes homenajes se sucedieron por todo el país mientras los estadounidenses recordaban a las víctimas de los atentados. Casi 3.000 personas murieron al estrellarse aviones secuestrados en el World Trade Center de Nueva York, el Pentágono y Shanksville (Pensilvania), y el atentado modificó la política exterior estadounidense y los temores internos.

Los actos se extienden desde los lugares de los ataques (el World Trade Center de Nueva York, el Pentágono y Shanksville, Pensilvania) hasta Alaska y más allá. El presidente Joe Biden asistirá a una ceremonia en una base militar en Anchorage.

Por su parte, la vicepresidenta Kamala Harris, estuvo en el memorial de Nueva York, flanqueada por el alcalde Eric Adamas y la gobernadora Kathy Hochul.

El evento en Nueva York no incluyó comentarios de figuras políticas, sino que se ofreció el podio a los familiares de las víctimas para una lectura de los nombres de los muertos durante una hora.

La visita de Biden, de camino a Washington, DC, después de un viaje a India y Vietnam, es un recordatorio de que el impacto del 11 de septiembre se sintió en todos los rincones de la nación, por remotos que fueran. Los ataques con aviones secuestrados se cobraron casi 3.000 vidas y remodelaron la política exterior estadounidense y los temores internos.

Ese día “éramos un país, una nación, un pueblo, como debe ser. Esa fue la sensación: que todos nos unimos e hicimos lo que pudimos, donde estábamos, para tratar de ayudar”, dijo Eddie Ferguson, jefe de bomberos del condado de Goochland en Virginia.

Está a más de 160 kilómetros (100 millas) del Pentágono y más de tres veces más lejos de Nueva York. Pero una sensación de conexión está consagrada en un monumento local que incorpora acero de las torres gemelas destruidas del World Trade Center.

El condado predominantemente rural de 25.000 habitantes celebra no sólo una sino dos conmemoraciones de aniversario: un servicio matutino centrado en los socorristas y una ceremonia vespertina en honor a todas las víctimas.

Otras comunidades de todo el país rinden homenaje con momentos de silencio, repique de campanas, vigilias con velas y otras actividades. En Columbus, Indiana, los despachadores del 911 transmitieron un mensaje conmemorativo a la policía, los bomberos y las radios de servicios médicos de emergencia en toda la ciudad de 50.000 habitantes, que también celebra una ceremonia conmemorativa pública.

Los Boy Scouts y Girl Scouts izan y bajan la bandera en una conmemoración en Fenton, Missouri, donde un “Monumento a los Héroes” incluye una pieza de acero del World Trade Center y una placa en honor a la víctima del 11 de septiembre, Jessica Leigh Sachs. Algunos de sus familiares viven en el suburbio de St. Louis de 4.000 habitantes.

“Somos sólo una pequeña comunidad”, dijo el alcalde Joe Maurath, pero “es importante para nosotros seguir recordando estos eventos. No sólo el 11 de septiembre, sino todos los acontecimientos que nos hacen libres”.

El condado de Monmouth en Nueva Jersey, que fue hogar de algunas víctimas, hizo del 11-S un feriado este año para que los empleados del condado pudieran asistir a las conmemoraciones.

Como otra forma de recordar el aniversario, muchos estadounidenses realizan trabajo voluntario en lo que el Congreso ha designado tanto el Día del Patriota como el Día Nacional de Servicio y Recuerdo.

James Giaccone se inscribió para leer nuevamente este año en memoria de su hermano, Joseph Giaccone, de 43 años. La familia asiste a la ceremonia todos los años para escuchar el nombre de Joseph. “Si sus nombres se pronuncia en voz alta, no desaparecen”, dijo James Giaccone en una entrevista reciente. La conmemoración es crucial para él. “Espero que nunca llegue el día en que minimicen esto”, dijo. “Es un día que cambió la historia”.

Biden, un demócrata, será el primer presidente en conmemorar el 11 de septiembre en Alaska o en cualquier lugar del oeste de Estados Unidos. Él y sus predecesores han ido a uno u otro de los lugares de ataque en la mayoría de los años, aunque el republicano George W. Bush y el demócrata Barack Obama celebró en ocasiones el aniversario en el césped de la Casa Blanca. Obama siguió una de esas celebraciones reconociendo a los militares con una visita a Fort Meade en Maryland.

La primera dama Jill Biden depositará una corona de flores en el monumento conmemorativo del 11 de septiembre en el Pentágono.

En Pensilvania, donde uno de los aviones secuestrados se estrelló después de que los pasajeros intentaran asaltar la cabina, se realizó un acto conmemorativo y una ofrenda floral en el Memorial Nacional del Vuelo 93 en Stoystown, operado por el Servicio de Parques Nacionales.

El sitio conmemorativo ofrecerá un nuevo video educativo, un recorrido virtual y otros materiales para que los maestros los utilicen en las aulas. Educadores con un total de más de 10.000 estudiantes se han registrado para acceder al programa gratuito “Día Nacional del Aprendizaje”, que estará disponible hasta el otoño, dicen los organizadores.

“Necesitamos hacer correr la voz a la próxima generación”, dijo la portavoz del monumento, Katherine Hostetler, guardabosques del Servicio de Parques Nacionales.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *