abril 15, 2024

El hábito alimenticio es fundamental en el control y desarrollo de la hipertensión

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica, que es causada por muchos factores de riesgo, dentro de estos factores está  la alimentación, que se convierte en una de las causas más importantes.

Sheila Cerezo Castillo nutricionista de la policlínica “Dr. Santiago Barraza”, de La Chorrera, mencionó que una dieta desequilibrada  donde predominan alimentos ultra procesados, altos en  grasas saturadas, persevantes, aditivos, azúcares refinados,  aceites vegetales de semillas, entre otros, llevan al sobrepeso u obesidad causando posteriormente la elevación constante y progresiva de la presión arterial.

Cerezo resalta que por lo anteriormente  mencionado la atención con el profesional idóneo de la nutrición es fundamental en la atención y tratamiento de un paciente hipertenso, quien orientará y llevará el control, las pautas dietéticas  y recomendaciones necesarias, para ayudar a que  el paciente tome el control de su alimentación.

Entre las recomendaciones alimentarias más importantes para el control de la hipertensión  están:

-Mantener un estado nutricional adecuado de acuerdo a la estatura y edad de la persona, además, de un perímetro abdominal, dentro del rango recomendado por la Organización Mundial de la Salud, según sexo.

-Realizar en una semana, al menos 150 minutos de actividad física, es decir 30 minutos al día.

-Reducir el consumo de alimentos fritos o preparados con alta cantidad de  aceites vegetales de semillas, preferir en lugar de estos, aceites como el de oliva, coco, aguacate y cantidades moderadas de mantequilla.

-Consumir al menos 3 porciones de frutas y 2 de vegetales no almidonados, al día.

-Usar entre 2 a 3 veces por semana menestras con condimentos naturales (ajo, cebolla, ají, cúrcuma, jengibre entre otros), especias secas (orégano tomillo, cilantro seco, laurel etc.) y poca sal.

-Preparar cortes de carne de res, cerdo, pollo, pescado o mariscos con poca grasa o piel, y condimentar con condimentos naturales, especias secas y poca sal.

-Evitar alimentos procesados y ultra procesados de paquete, botella o lata. Siempre elegir los alimentos en su versión natural.

-Evitar alimentos altos en azúcar (bebidas y jugos azucarados, postres y snack dulces),  o el uso frecuente de azúcares refinados, en las preparaciones.

Finalizó exhortando a que todos debemos mantener un estilo de vida saludable y de esta manera evitar complicaciones más severas como la insuficiencia renal, enfermedades cardiovasculares, problemas en la vista, cerebro y arterias.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *