febrero 25, 2024

Intercambio cultural entre el pueblo Ngobe y el pueblo indígena Sami de Noruega

El periodista y comunicador social Ngobe Valerio Abrego Jiménez, con familiares y amigos fueron recibidos por Birgitta Fossum,  Directora del Museo del pueblo indígena Sami (Saemien Sijte) de Noruega.

Abrego Jiménez, miembro del equipo de comunicaciones de la Coordinadora Nacional de Pueblos Indígenas de Panamá (COONAPIP), recibió una amplia explicación de la historia, tradición, costumbres y cultura del pueblo Sami, cuya población supera los 90 mil habitantes, distribuidos en cuatro países Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia.

«Este museo tiene como objetivo promover nuestra historia y contribuir a todo el esfuerzo que hacemos por preservar nuestra lengua, nuestras tradiciones y costumbres que se encuentran amenazadas por desaparecer», manifestó Birgitta Fossum.

Explicó que el pueblo Sami en sus diferentes regiones hablaban 11 lenguas, una ha desaparecido, otra solo cuenta con una persona hablante y 9 lenguas siguen vivas y se hablan con propiedad, y las mismas requieren su conservación y desarrollo porque cada vez más son menos hablantes.

Fossum, quien es oriunda del pueblo Sami, detalló que el museo fue inaugurado hace un año y tiene planes ambiciosos de contribuir con la lucha tradicional de su gente por defender su herencia cultural y el reconocimiento pleno como pueblo originario ante el gobierno noruego, conservando su territorio y pleno goce de sus derechos ancestrales.

Dijo que, para ello, con el apoyo de organismos internacionales en el museo se brindan talleres de confección de textiles, trabajo en madera, pintura y teñido de pieles de reno, y, sobre todo, un taller de lengua para enseñar y perfeccionar el idioma Sami para todos los interesados Indígenas o no Indígenas.

Fossum también explicó que el pueblo Sami basa su economía en la caza, la pesca y la agricultura, pero, sobre todo, en la cría, comercialización y consumo de reno; y, además, sostuvo que este animal forma la base de la cultura, tradición y economía del pueblo Sami.

«Ha sido una invitación de cortesía al museo muy especial y enriquecedora y pudimos encontrar que hay mucha similitud de lucha permanente de nuestros pueblos originarios Ngobe Buglé y Sami, y creo que, a través de la COONAPIP, vamos a seguir intercambiando conocimiento y experiencia entre estos dos pueblos hermanos», señaló Valerio Abrego Jiménez.

El periodista tuvo la oportunidad de explicar a la Directora del Museo Sami que Panamá cuenta con siete pueblos originarios que son  Ngobe, Bugle, Bribrí, Nazo, Emberá, Wounaan y Guna, y que además cuenta con 12 Congresos y Consejos de los territorios Indígenas, que integran la COONAPIP.

La delegación panameña, además del periodista Abrego Jiménez, estuvo integrada por Zunilda Racero De Abrego, Emanuel Abrego, Mario Hoyos Vargas, Marta Vargas, Fátima Vargas, Alexander Lam y los noruegos Snorre Haugseth y Tor Anders Haugseth.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *