julio 17, 2021

Inundaciones en Europa: por qué la ciencia aún no puede pronosticar inundaciones extremas como las de Alemania y Bélgica

Las peores inundaciones en décadas.

Eso es lo que experimentaron esta semana Alemania y Bélgica, donde se registraron más de 150 muertos.

Las lluvias récord hicieron que los ríos se desbordaran, devastando la región y provocando que algunos pueblos terminaran totalmente destruidos.

Los expertos sostienen que las catastróficas inundaciones en Europa occidental son parte de una crónica de un desastre anunciado y que el culpable es el cambio climático.

Otros especialistas dicen que, si bien se dieron las alarmas meteorológicas sobre las lluvias que se avecinaban, no se esperaba que fueran de tal magnitud y que se necesitan mejores herramientas de pronóstico.

“Exprimiendo más agua”

Muchos factores contribuyen a las inundaciones, pero una atmósfera más caliente a causa del cambio climático aumenta la probabilidad de lluvias extremas.

El planeta ya se ha calentado alrededor de 1,2 °C desde que comenzó la era industrial y las temperaturas seguirán aumentando a menos que los gobiernos de todo el mundo hagan recortes drásticos en las emisiones de CO2.

“Eventos climáticos como este (en Europa) ocurren de vez en cuando. Pero ahora, con el calentamiento general del clima y el aumento de las temperaturas, las masas de aire pueden contener cada vez más vapor de agua”, explicó Thomas Endrulat, del Servicio Meteorológico de Alemania, a la agencia Reuters.

“Por lo tanto, cuando se produce esta congestión, se está exprimiendo más agua de esta esponja de nube por culpa del cambio climático”, añadió.

Al referirse específicamente al pronóstico meteorológico ofrecido para Alemania antes de estas inundaciones, el especialista dijo que las alertas se dieron a tiempo pero que hay cosas que no se pueden pronosticar.

“Las advertencias de lluvia llegaron a tiempo. Pero lo que sucede es más difícil y depende de la historia y la saturación del suelo,además del estado de las represas y embalses. Y también depende del factor tiempo: si algo así ocurre por la noche, si la gente no sabe qué significan las sirenas o si es complicado llegar a ellos a través de los medios de comunicación”, detalló Endrulat.

“Esas circunstancias siempre difieren. Y por eso es mucho más complicado que un simple pronóstico del tiempo”, analizó.

Por su parte, la ministra de medioambiente de Renania del Norte-Westfalia, Ursula Heinen-Esser, dijo este viernes que la principal causa detrás de la tragedia es el cambio climático.

“El desafío es que a veces tenemos que lidiar con sequías extremas y, en ocasiones, con lluvias extremadamente intensas”, aseguró en declaraciones al diario local Koelner Stadt-Anzeiger.

El suelo “apenas pudo absorber más agua debido a la sequía de años anteriores y las lluvias de las últimas semanas”, dijo, y agregó que ante esta situación es “prácticamente imposible reaccionar en el corto plazo”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *