febrero 26, 2024

La IA puede hacer que los trabajadores se sientan solos

Un nuevo estudio encuentra que las personas que trabajan con sistemas de inteligencia artificial (IA) pueden sentirse solas, sufrir de insomnio y beber más después del trabajo.

En el estudio, que aparece en la edición en línea del 12 de junio de la revista Journal of Applied Psychology, los investigadores anotaron que estos hallazgos no prueban que trabajar con sistemas de IA provoque soledad u otras respuestas, solo que están asociadas.

La investigación involucró cuatro experimentos en Estados Unidos, Taiwán, Indonesia y Malasia.

«El rápido avance en los sistemas de IA está provocando una nueva revolución industrial que está remodelando el lugar de trabajo con muchos beneficios, pero también con algunos peligros inexplorados, incluidos los impactos mentales y físicos potencialmente dañinos para los empleados», señaló el investigador principal, Pok Man Tang, profesor asistente de gestión de la Universidad de Georgia.

«Los humanos son animales sociales, y aislar el trabajo con sistemas de IA podría tener efectos indirectos dañinos en la vida personal de los empleados», señaló en un comunicado de prensa de la revista.

Trabajar con sistemas de IA puede tener algunos beneficios, encontraron los investigadores. Por ejemplo, los empleados que usan sistemas de IA son más propensos a ser útiles para sus compañeros de trabajo, pero eso podría ser desencadenado por la soledad y la necesidad de contacto social, dijo el equipo de Tang.

Los investigadores también encontraron que aquellos con altos niveles de ansiedad de apego, que es sentirse inseguros y preocupados por las conexiones sociales, informaron que trabajar con sistemas de IA los hacía más propensos a ayudar a los demás. También sufrían de soledad e insomnio.

En un experimento, se preguntó a 166 ingenieros de una empresa biomédica taiwanesa que trabaja con sistemas de IA sobre sus sentimientos de soledad, ansiedad por el apego y sentido de pertenencia. Aquellos que trabajaban más a menudo con sistemas de IA eran más propensos a experimentar soledad, insomnio y un mayor consumo de alcohol después del trabajo, pero también mostraron comportamientos de ayuda hacia sus compañeros de trabajo.

En otro experimento con 126 consultores inmobiliarios en Indonesia, a la mitad se les dijo que no usaran sistemas de IA durante tres días, mientras que a los demás se les dijo que trabajaran con sistemas de IA tanto como fuera posible. Los hallazgos de las personas que trabajaron con IA fueron similares a los del primer experimento, excepto que no hubo asociación entre la frecuencia de uso de la IA y el consumo de alcohol después del trabajo.

Hallazgos similares se observaron en un experimento en línea con 214 trabajadores en Estados Unidos y 294 empleados en una empresa de tecnología de Malasia.

Tang dijo que los desarrolladores de IA deberían considerar equipar los sistemas de IA con características sociales, como una voz humana, para emular interacciones similares a las humanas. Los empleadores también podrían limitar la frecuencia de trabajo con sistemas de IA y ofrecer oportunidades para que los empleados socialicen.

«Los programas de atención plena y otras intervenciones positivas también podrían ayudar a aliviar la soledad», dijo Tang. «La IA seguirá expandiéndose, por lo que debemos actuar ahora para disminuir los efectos potencialmente dañinos para las personas que trabajan con estos sistemas».

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *