mayo 23, 2024

Minsa afirmó la importancia de la atención a los migrantes

El ministro de Salud, Luis Francisco Sucre y la embajadora de Estados Unidos, Mari Carmen Aponte, abordaron diversos tópicos de la realidad nacional y de cooperación técnica para afrontar los temas más prioritarios en materia de salud pública.

En el encuentro la embajadora de Estados Unidos ponderó el trabajo realizado por Panamá en temas como el manejo de la situación con los migrantes, proyectos de acueductos rurales en zonas apartadas para dotar de agua potable a la población más vulnerable y el manejo de la pandemia de COVID-19.

Sobre la situación con la migración a través de Darién, ambos se refirieron a la atención de los migrantes, para lo cual Estados Unidos apoyará a Panamá con la dotación de equipo de protección personal.

Por su parte, el ministro Sucre recalcó que se reforzó el personal en el área para atención de los migrantes y que se trabaja con organizaciones a las que se sumará Médicos del Mundo-Francia y destacó que Panamá siempre le ha brindado atención a la población migrante y que en estos momentos el MINSA, en alianza con otros organismos internacionales están atendiendo y cubriendo los puntos de acogida de manera coordinada.

Panamá mantiene la tarjeta de vacunación que se le entrega a los migrantes, mencionó Sucre, quien agregó que se busca mejorar la tecnología para darle seguimiento médico a esta población.

Entre tanto, Aponte se mostró interesada en el trabajo que se realiza en los puntos de entrada o comunidades receptoras de migrantes y reiteró que el interés de EE.UU. es que se garantice la atención de quienes necesiten ayuda.

Durante la reunión bilateral, se trataron temas como la presencia en el país del Gusano Barrenador, para lo que se anunció el firme compromiso de Estados Unidos de colaborar con más moscas estériles.

“Al enviar más muestras al COPEG se han detectado más casos y eso es gracias a la vigilancia constante de nuestro personal en campo, ya que todas las larvas que se mandan se envían al COPEG, pero esto debe ir disminuido”, dijo al respecto Sucre, quien añadió que se trabaja de la mano con el MIDA y el COPEG en esta materia, de allí la importancia de reforzar el presupuesto para la lucha contra el gusano barrenador.

Destacó que se nombró más personal en la sección de Vectores y además se compró más equipo para fumigar y seguir combatiendo los mosquitos transmisores.

Entre otros temas, Aponte y Sucre hablaron sobre los índices de malaria y dengue que se han registrado en los últimos meses en Panamá, al igual que a nivel regional, lo que ha sido atendido de acuerdo a la norma, con refuerzo en la nebulización, en equipo humano y equipos.

En otros temas, el ministro Sucre resaltó que se está avanzando en un convenio de cooperación con CDC, para que el país pueda avanzar en materia de control de enfermedades, con equipo, información, capacitación y colaboración interregional.

En la reunión asistieron la viceministra I. Berrío, directores nacionales del MINSA y personal de la embajada de EE.UU.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *