febrero 26, 2024

Sandía: opción nutricional ideal para los días de calor

Por su calidad y sabor, la sandía es considerada como la fruta reina del verano, y son muchas las razones por la que ostenta este título, entre quienes la adicionan como parte importante de su menú o merienda.

Esta agradable fruta, de la familia de las cucurbitáceas, se produce en las regiones de Herrera, Los Santos, Veraguas, Coclé, Chiriquí y Panamá; y por ser una delicia para el paladar, es exportada a diversos países, tanto de Europa como del norte de América.

A todas esas bondades se suma el hecho de que son una elección ideal y saludable ante la actual inclemente sensación térmica, que lleva a las personas a buscar alternativas para calmar el calor.

La nutricionista-dietista de la Caja de Seguro Social licenciada Italia Farrier subrayó que la sandía es excelente para refrescarse en los días calurosos. Esto se debe a su alto contenido de agua, que representa el 90% de esta fruta.

«El agua ayuda a mantener la hidratación y a regular la temperatura corporal», afirmó.

El efecto refrescante se le atribuye al hecho de que contiene citrulina, un aminoácido que ayuda a dilatar los vasos sanguíneos y a aumentar el flujo sanguíneo, promoviendo la sudoración y enfriamiento corporal. La presencia de este aminoácido la hace favorable para los deportistas, porque mejora el rendimiento físico.

La profesional de la salud destacó que la sandía contiene las vitaminas A, C y del complejo B. Además, agregó que aporta manganeso, magnesio y potasio, siendo este último mineral clave para la hidratación.

Los cuentos de las abuelitas puntualizaban que no se podía ingerir este fruto de noche, porque podría producir un espasmo estomacal. La licenciada Farrier desmitificó esta historia, al manifestar que no hay evidencia científica que respalde que cause algún problema de salud si se come en horas nocturnas.

Sobre cuáles son las mejores formas para consumirla, indicó que recomienda que se coma la fruta en trozos, y no de forma líquida como, por ejemplo, en jugos o batidos; ya que en tajadas llena más, porque al masticarla y comer la pulpa hay mayor sensación de saciedad que al beber un jugo.

«Es fácil beber uno o dos vasos grandes de jugo, mientras que es más difícil comerse cinco o seis piezas de la fruta en una sentada», agregó.

Otros factor es que este fruto contiene más fibra, lo que ayuda a regular los niveles de azúcar en la sangre y promueve una buena salud digestiva. También, comerla entera brinda más nutrientes, puesto que el proceso de extracción al hacer jugos elimina parte de las vitaminas, minerales y antioxidantes presentes en la fruta entera.

Por todas estas razones, la sandía es la alternativa a escoger para evitar que el calor lo sofoque.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *