junio 18, 2024

Síndrome del intestino perezoso: problema común con soluciones simples

El movimiento muscular lento o débil en el colon, conocido como «síndrome del intestino perezoso», puede provocar estreñimiento y otros problemas digestivos. La Dra. Blanca Somoza, médica general de la Policlínica «Don Alejandro de la Guardia, Hijo», en Betania, explica que este trastorno puede ser causado por diversos factores, incluyendo el estrés, ciertos medicamentos, falta de ejercicio, mala alimentación, cambios en los hábitos intestinales, la edad e incluso cambios hormonales.

Los síntomas del síndrome del intestino perezoso incluyen flatulencias, estreñimiento, dificultad para evacuar y distensión abdominal. La Dra. Somoza indica que, si bien la regulación del intestino puede tomar tiempo, existen medidas que pueden ayudar a aliviar los síntomas y mejorar la salud digestiva:

  • Dieta rica en fibra: Consumir frutas, verduras y cereales integrales aporta fibra, la cual ayuda a regular el movimiento intestinal.
  • Horario regular de comidas: Comer a la misma hora cada día ayuda a entrenar al intestino para que funcione de manera regular.
  • Hidratación adecuada: Beber suficiente agua, evitando bebidas procesadas, mantiene el cuerpo hidratado y facilita el tránsito intestinal.
  • Manejo del estrés: El estrés puede empeorar los síntomas del intestino perezoso. Técnicas como la meditación o el yoga pueden ayudar a reducirlo.
  • Medicamentos: En algunos casos, el médico puede recetar laxantes para estimular el movimiento intestinal.

La señora Nancy de Arosemena describe su experiencia con el síndrome del intestino perezoso: «Sentía dolores estomacales, cólicos fuertes y estreñimiento». Tras un diagnóstico, la señora Arosemena recibió tratamiento con laxantes, una dieta saludable rica en fibra y agua, y evitando grasas, harinas y alimentos procesados. «Es una sensación desagradable, por eso es importante llevar una dieta saludable», concluye.

El síndrome del intestino perezoso es un problema común que puede afectar significativamente la calidad de vida. Sin embargo, con un tratamiento adecuado y cambios en el estilo de vida, la mayoría de las personas pueden controlar los síntomas y mejorar su salud digestiva.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *