julio 15, 2024

Una historia para jamás olvidar

Roger González

Periodista
Hace 15 años nos despertábamos viendo al “C-3” colonense Irving Saladino ganar la primera medalla de oro olímpica para Panamá en su  historia deportiva, luego de una épica final en el salto largo del imponente estadio Nido de Pájaro de la mítica ciudad de Beijing.
60 años tuvieron que pasar desde que el insigne Lloyd LaBeach ganara las dos preseas de bronce en los 100 y 200 metros planos de los Juegos Olímpicos de Londres de 1948 para que Panamá volviera a la cima del deporte rey.
Fue una mañana inolvidable, pues era testigo de una proeza deportiva que marcó un momento de mi vida y es que como reportero en ese entonces de “Mi Diario” me tocó darle seguimiento a la gran trayectoria que venía realizando Saladino desde el 2006, cuando se colgó la medalla de plata en el mundial bajo techo de Moscú.
2007 y 2008 fueron años increíbles para Irving, que arrasó en la entonces Liga de Oro, alcanzó la medalla oro en el Campeonato Mundial de Oxaca en otra emocionante final, oro en los Juegos Panamericanos de Río y meses previos a la cita de Beijing, Saladino hace un salto de 8.73 metros en el Grand Prix de Hengelo, que lo catapulta a estar en el top 10 de los mejores de todos los tiempos.
1), Mike Powell, (USA), 8.95;
2), Bob Beamon, (USA), 8.90;
3), Carl Lewis, (USA), 8.87;
4), Roberto Emmigyan, (Rus), 8.86;
5), Larry Kyircks, (USA); 8.74;
6), Erick Walder, (USA); 8.74,
7), Dwight Phillips, (USA), 8.74;
8), Irving Saladino, (Pan) ,8.73;
9) Iván Pedroso, (Cub), 8.71;
10), L. Tsatoumas, (Gre) 8.66 metros.
Saladino tuvo a dignos rivales como al estadounidense Dwight Phillips, que  presentó batalla en cada duelo sobre la fosa de arena cuando enfrentaba al panameño en medio de los aplausos de impulso y los nervios de acero. Ambos volvieron a colocar el salto largo en el gran sitial que le correspondía.
Ver a Saladino saltar era un espectáculo, pues mientras uno era presa de los nervios y la presión, Saladino  mantenía la serenidad y la concentración. Prueba de ello  fue ese último brinco con el que le  arrebató la victoria al italiano Andrew Howe en una de las finales que puso al mundo a vibrar de emoción y a Panamá a soñar en grande.
Solo resta decir gracias Irving Saladino por tu legado al deporte panameño. Eres una leyenda para el atletismo mundial.
Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *