julio 15, 2024

Conoce los elementos claves en la lactancia materna

El 80% de la leche materna está compuesta por agua, el resto aporta las proteínas, minerales y vitaminas necesarias para el desarrollo y crecimiento del bebé, además de proporcionar los anticuerpos que le ayudarán a afrontar enfermedades, indicó la Dra. Mirna Rodríguez, pediatra y coordinadora del Componente Infantil en la Policlínica “Dr. Blas Daniel Gómez Chetro”.

Explicó que el hierro es uno de los principales componentes para el desarrollo cerebral del niño y que permite a la mujer en periodo de lactancia mantener el nivel de energía.

La Lcda. Diana Rangel, nutricionista y dietista, explicó que las proteínas (carnes) y granos (lentejas, frijoles, porotos, arvejas) son las principales fuentes de hierro, y que al amamantar las mamás requieren de una buena alimentación e hidratación ante la demanda de calorías que el cuerpo utiliza para producir leche materna. Lo recomendable, según la nutricionista dietista, es que después de amamantar debe tomar dos vasos de agua para mantener la calidad y cantidad de la leche que genera.

Por su parte, la Lcda. Miriam Padro, enfermera del Componente Maternal, resaltó los beneficios de la lactancia materna y la importancia de la preparación de los pezones, a partir de los 5 a 6 meses de embarazo, para «el momento tan grato que es el nacimiento», y que consiste en realizar suaves masajes.

Entre los innumerables beneficios de la lactancia materna mencionó que proporciona inmunidad al bebé, crea un vínculo afectivo madre-hijo, acorta el tiempo del periodo menstrual que, generalmente, oscila entre los 15 y 20 días después del parto, favorece la producción de hormonas que contraen el útero, facilita bajar de peso y, por último y no menos importante, abarata costos.

La lactancia materna, también, tiene múltiples beneficios psicológicos y emocionales tanto para la madre como para el bebé. El básico y primordial -destacó la psicóloga María Esther Carrera- es el contacto visual y piel con piel que desarrolla y estimula la hormona oxitocina (hormona del amor) capaz de estrechar el vínculo afectivo entra la madre y su hijo.

La docencia taller impartida a un grupo de 30 embarazadas, madres lactantes y padres de familia se dió en el marco de la celebración, del 1 al 7 de agosto, de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, que este año tiene como lema “Amamantar y trabajar: ¡Hagamos que sea posible!”.

La campaña coordinada por la Alianza Mundial para la Acción de Lactancia Materna (WABA, por sus siglas en inglés) busca promover la lactancia y crear conciencia sobre los derechos de las mujeres lactantes trabajadoras y el deber del empleador de crear y acondicionar espacios para que las madres puedan proveer a sus hijos de leche, señaló la Lcda. Zuleika López, estimuladora temprana y quién forma parte del equipo multidisciplinario que conforma el Componente Infantil en la policlínica de Arraiján.

La trabajadora social, Lcda. Katherine Sandoval, abordó el tema sobre las leyes vigentes en tema de lactancia materna que protegen a la mujer trabajadora, refiriéndose a la Ley No. 135 de 23 de marzo de 2020, que reforma la Ley 50 de 1995, referente al derecho de la mujer trabajadora de ordeñarse o amamantar a su bebé, conceder el permiso o el tiempo al inicio o final de la jornada laboral para atender y amamantar a su bebé y la duración del periodo de la lactancia.

Durante su intervención mencionó, también, que es importante como madre reconocer las señales que indican cuando el niño tiene hambre, como movimientos rápidos de los ojos, chupeteo, se lleva la mano a la boca, abre su boca en busca del pecho o se pone inquieto, y no esperar a que llegue al llanto.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *