agosto 9, 2021

COONAPIP dice que el Presidente no ha tenido voluntad para reunirse con los pueblos originarios 

Al celebrarse el 9 de agosto, el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la Coordinadora Nacional de los Pueblos Indígenas de Panamá, en rueda de prensa, lamentó que el Presidente de la República Laurentino Cortizo Cohen, no ha querido reunirse con los siete pueblos y los doce consejos y congresos originarios del país para buscar realmente soluciones a los principales problemas que los aqueja.

Mediante un comunicado, señalan que, a pesar de varias solicitudes y notas formales, “el Presidente Laurentino Cortizo ha ignorado las peticiones y no ha mostrado ningún interés en reunirse con los pueblos indígenas como sí se ha reunido con otros gremios y etnias del país”, destacando el hecho como una aptitud discriminatoria del Ejecutivo.

Calificaron de inoperante el actual Plan de Desarrollo Integral de los Pueblos Indígenas de Panamá que lleva adelante el Ministerio de Gobierno y la Unidad Coordinadora del Proyecto Financiado con Préstamo del Banco Mundial y del BID por 80 millones de dólares que se ha pasado más en manejos burocráticos que en respuestas reales a las necesidades de los pueblos.

Citaron como ejemplo, que en junio del año 2020, se aprobó la utilización de un fondo de emergencia de Dos Millones de dólares para la compra de insumos y combatir la pandemia del Covid-19 en los territorios indígenas, sin embargo, ha transcurrido más de un año y dicho fondo no ha llegado a los territorios y no se ha dado la respuesta que esperaban ante esta crisis sanitaria.

Destacaron que mantiene la lucha por garantizar la seguridad territorial y no encuentran respuesta en el gobierno para lograr las titulaciones de los territorios colectivos conforme a la Ley 72 de 2008 y muy por el contrario, advierten que se ha incrementado la tala ilegal e indiscriminada de árboles en sus territorios y las invasiones de colonos y campesinos han aumentado peligrosamente.

En otro tema, destacan las autoridades de la COONAPIP, que les preocupa nuevamente la carrera que tiene el gobierno de traer a la palestra nacional el tema de la minería, sus estudios y explotaciones, trayendo consigo la preocupación de los pueblos indígenas, cuya respuesta inmediata es “NO A LA MINERÍA”.

Por otro lado, manifestaron su preocupación ante la crisis migratoria que hoy se cierne sobre el país, cuando se habla de más de 15 mil inmigrantes en la frontera colombo panameña, que buscan cruzar el territorio nacional, sin embargo, levantan la voz de preocupación porque no han escuchado de parte del gobierno una estrategia para atender el tema migratorio en los territorios indígenas, a sabiendas que en el paso de estos inmigrantes hay tres territorios indígenas Gunas, Emberá y Wounaan que pudieran ser directamente afectados y no hay un plan para atender la situación.

Las autoridades tradicionales de la COONAPIP solicitaron nuevamente al Presidente Laurentino Cortizo que firme el Decreto Ejecutivo que permita a la Comarca Ngäbe Buglé celebrar elecciones para escoger a sus nuevas autoridades tradicionales y devolverle la gobernabilidad a este territorio y así avanzar en sus planes y desarrollo.

“Ya es tiempo que el Presidente de la República Laurentino Cortizo Cohen deje el discurso y haga valer su propuesta de atender con prioridad a los pueblos originarios de Panamá, y abra un espacio en su agenda para conversar en un diálogo franco con los siete pueblos y los representantes máximos de los 12 congresos y consejos de los territorios originarios y busquemos las soluciones oportunas a los temas que nos preocupan con soluciones acorde a nuestra realidad”, concluyó la COONAPIP en su comunicado al país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *