septiembre 24, 2022

Primer implante coclear

En el Hospital Irma de Lourdes Tzanetatos se dio la activación del primer implante coclear con óptimos resultados, posterior a la cirugía que fue llevada a cabo hace un mes, a una paciente de 76 años de edad para que pudiera escuchar, y quien presentaba una hipoacusia sensorial severa (sordera bilateral).

La Dra. Usmalia Navarro, especialista en Otorrinolaringología de esta unidad ejecutora, quien intervino quirúrgicamente a la paciente, indicó que dentro de la parte quirúrgica la herida estaba completamente normal y al activarse el implante se encontró respuestas auditivas adecuadas.

“Una vez se colocó el procesador a la paciente, que es la tercera parte del procedimiento en el implante, esta, al hablarle, entendió lo que se le estaba preguntando. Lo que trae como resultado, buenos pronósticos y mejoría en su calidad de vida”, explicó la especialista.

El objetivo de este programa, que inició en este nosocomio hace un mes, es que esté orientado a pacientes adultos y de acuerdo a criterios clínicos y auditivos, puedan participar del mismo, para mejorar su calidad de vida.

Actualmente, en Panamá se llevan a cabo este tipo de implantes más orientados en niños y con esta implementación, se tomará en cuenta a este grupo de la población asegurada (pacientes adultos).

La Lcda. Halzen Jesica Aguilar, fonoaudióloga de esta unidad, dijo que para la activación del implante, se requiere de un equipo, compuesto por un software y una interface para poder hacer la activación de los electrodos (dispositivo electrónico que ayuda a las personas a escuchar).

La activación de cada uno de los electrodos es para ver la respuesta de la activación del procesador, los cuales le permitirá al paciente escuchar poco a poco y reconocer los sonidos.

Posterior a esta activación, su recuperación iniciará con un proceso de terapia auditiva verbal, que consiste en que cada sonido que escucha, los vaya reconociendo, mejorando su audición.

Ismael Gutiérrez, hijo de la paciente, con lágrimas en los ojos, manifestó “me siento primeramente agradecido con Dios y con los especialistas de este centro hospitalario, quienes participaron de esta operación, permitiendo que mi madre mejorara su calidad de vida”.

Y al decirle a ella: “te quiero mamá y me respondiera, yo también hijo, me emocioné y no encuentro palabras para manifestar cómo me siento”, explicó Gutiérrez.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *