enero 23, 2022

Se nos fue un cantante espectacular: el gran Meñique

Nos informan que hoy en horas de la tarde dejo de existir producto de un cáncer terminal en la ciudad de Miami uno de los más grandes cantantes panameños del concepto salsa. Se trata de Miguel Ángel Barcasnegras conocido cómo  Meñique. Fue un destacado sonero que ha participado, entre otras, con Orquesta de Tito Puente, Orquesta de Charlie Palmieri, Orquesta de Willie Rosario, Orquesta de Kako, Orquesta Noche Caliente de Louie Ramírez y su propia orquesta.

Miguel Ángel Barcasnegras, más conocido como «Meñique», nació el 30 de diciembre de 1933 en la ciudad capital de Panamá. Es el octavo hijo de catorce hermanos de una familia humilde. Sus padres fueron Don Azael Barcasnegras y Doña Rosa Díaz Trejos, de quienes recibió una educación estricta, pero basada en el respeto hacia los demás y el amor familiar. Desde muy joven trabajó limpiando zapatos, vendiendo periódicos, lavando coches y se destacó en el oficio de la sastrería. A la edad de quince años, un cuñado suyo lo escuchó cantar mientras se duchaba, e inmediatamente le propuso entrar como corista en una banda en la cual cantaba,

La Sonora Panameña de Guillermo Cantillo. A los seis meses, por abandono del solista, ocuparía con dieciséis años, el puesto de éste. En esta época se gestó su apodo, «Meñique», con el que es reconocido a lo largo de su carrera, debido a su baja estatura y el cual se le atribuye al trompetista Chicho Cáceres de la Orquesta Penonomé. También, por influencia de un viejo humorista de la televisión cubana, nace su santo y seña salsero «Ataja! Si puedes, y si no puedes, apartate!». En este periodo de su vida pasó por la Orquesta de Raúl Ortiz, la Universal de Mojica (con la que grabó su primera canción titulada «Colón»), y finalmente la primera orquesta panameña de la época, La Perfecta de Armando Boza.

Compaginó su escalada musical con sus estudios de sastrería en el «Institute of Arts and Design of Panama», oficio que le permitió continuar en el mundo de la música, cosiendo de día y cantando de noche. En el año 1968, con motivo del Carnaval de Panamá, Kako Bastar buscaba un nuevo talento para cubrir la baja de su formación del solista panameño Camilo «Azuquita», y encontró en Meñique (que para entonces era vocalista del «Combo Continental» del maestro Reinaldo Alfú) la voz que deseaba.

Please follow and like us:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *